sábado, 13 de octubre de 2012

Todo mi gozo en un pozo

Todo mi gozo en un pozo, reza el refranero popular cuando algún proyecto ilusionante fracasa. Aplicable a la involución de la UE -cuando le acaban de dar el Nobel de la Paz- si es que se había dado algún paso en positivo, que ya es dudoso. "Tras neutralizar el intento de unión bancaria, Merkel necesita alimentar a sus dobermans y vendrá a por España. Somos el cuarto sacrificio". Este es el tuit publicado esta mañana en la cuenta de uno de los especialistas de referencia, José Carlos Díez, muy presente en las cadenas de televisión como analista de la actualidad económica.  Recordaremos que a finales de mes de junio (con amenaza de dimisión de Monti) se había acordado recapitalizar la banca  de manera directa . Estos días los líderes de Francia, Italia y España mantuvieron reuniones para presionar a la UE a que cumpliera lo acordado en junio. Era el momento, con la aparente tregua que estaban dando los mercados. Bueno, pues, Bruselas decide plegarse a Berlín que maniobra para incumplir los acuerdos de junio y, en todo caso, posponer al 2014 las inyecciones directas a la banca. Vamos a ver el lunes la evolución de la prima de riesgo, que últimamente venía mostrando su rostro más moderado bajando hasta poco más de los 400 puntos, aunque muy lejos ya de los 200 que evidenciaban normalidad. Vemos, por si quedaba algún resquicio de duda, como Alemania, que se enfrenta al FMI porque este ha sentenciado que el ajuste como medida única no es igual a crecimiento, mantiene firmes sus postulados, es decir, la defensa de sus intereses, con la austeridad y el sacrificio social por delante, y es capaz de escudarse en interpretaciones varias de la letra del acuerdo de junio para arrastrar a la UE a sus posiciones y dejar con el culo al aire, valga la expresión coloquial, a Hollande, Monti y Rajoy