martes, 23 de diciembre de 2014

¡Felicidades!

Palacio municipal ferrolano
Ante la imposibilidad de hacerlo uno a uno, porque me ocuparía mucho tiempo -entre media de lectores del blog, seguidores de twitter y facebook calculo que rondaremos los tres mil- y ya que es tradición enseñar y ejercitar el lado humano y afectivo en estas fechas, con ese poso, mezcla de espíritu pagano-religioso y estrategias mercantiles o de consumo, he decidido expresar los mejores deseos a través de mi ventana habitual. Ventana que, además, lleva el rimbombante nombre "deferrolparaelmundo". Desde que llegó internet, el concepto planetario se hizo más pequeño y la ficción de antaño ha cobrado cuerpo real hogaño. Acabo de mirar, por curiosidad, que naciones son las que están en mi estadística bloguera y, junto con España, naturalmente y en primer término, aparecen por este orden Alemania, EEUU, ¡Ucrania!, Brasil, Francia, Reino Unido, Canadá...Espectacular, no por lo que respecta a mi particular caso, que es de los más modestos, modestísimo, en cifras, sino por la grandeza e impacto de las nuevas tecnologías. Pero a lo que iba -que soy muy dado a perderme en la construcción de las oraciones subordinadas-quiero todos seáis felices, pero, para que esto sea así no podemos olvidar el compromiso que tenemos de poner la aspiradora a funcionar y sacar de delante cuanta basura nos rodea. Es fundamental para que esa felicidad, entendida como un estado relativo de bienestar, pueda lograrse, tener más y mejor educación, conservar el sistema universal de salud, redistribuir más justamente la riqueza, disponer de una Justicia justa, valga la redundancia, asistir a los dependientes, conseguir que principios constitucionales como la vivienda y el trabajo dejen de ser papel mojado, acabar, en definitiva, con las políticas carroñeras, que los llamados mercados y poderes financieros -los gobiernos se han convertido en unos títeres- nos vienen aplicando despiadadamente. Como vemos, mucho chollo el que tenemos por delante, pero no hay que decaer, es la parte que nos toca: la resistencia, pasiva y activa, y la lucha por un mundo mejor. Que la vida os sonría en estas fechas y que el año que viene, decisivo porque hay convocatorias a las urnas, vayan cediendo los sobresaltos y escándalos y volvamos a edificar, ladrillo a ladrillo (metáfora), los estados de derecho y bienestar.









jueves, 18 de diciembre de 2014

Modismos marineros

Mejor que no se te pare la brújula
Rescato de la hemeroteca un  trabajo del que fuera Cronista Oficial de la Ciudad, Ricardo Nores Castro, que se refiere a los modismos que cobran especial uso en las ciudades marítimas y que, obviamente, están relacionados con nombres y acepciones del mar y de los buques. Ya he comentado lo de la jerga ferrolana, con peso de vocablos que provienen de la época en la que en los astilleros proliferaban los técnicos ingleses. En esa mismo "idioma" de los ferrolanos también existen palabras de sello marinero, pero no lo suficientemente tratado. Por eso hoy abundo, invocando un artículo publicado bajo la sección "Ferrol de ayer" en el desaparecido Ferrol Diario y bajo la autoría ya mencionada. En el momento en que Nores Castro escribía esto, años setenta, todavía tenían cierto vigor estos modismos. 
Y vayamos a los ejemplos. A una persona que tenía el apéndice nasal grande se decía "tiene un tajamar soberbio". Tajamar es un tablón situado en la parte exterior de la roda de un barco para cortar el agua, cuando el buque navega.  Cuando se le da el esquinazo a una persona pesada se dice "la largué por el chicote" (extremo de un cabo o cuerda). "Lárgate con viento fresco" se le dice  al que se le despacha a cajas destempladas. A las leontinas o pulseras muy gruesas se les denomina calabrotes. De un feo se dice que parece un mascarón de proa. Del que fracasa en sus negocios se dice que "se le paró la brújula". Para amenazar a alguien se dice que se le va a romper la bitácora. Los objetos que están por delante "están por la proa". "A todo trapo" quiere decir sin condiciones. De los tuertos se dice que tienen cerrada una escotilla. De las mujeres que tienen un trasero visible se dice que tienen mucha popa. Ser hombre al agua es estar sin esperanzas, estar perdido.

Ahí queda esa muestra que puede satisfacer a los curiosos y, desde luego, les será muy familiar a los habitantes de pueblos costeros, al menos eso sucederá, estoy seguro, a los convecinos ferrolanos. Por descontado, siempre será más placentero que  detenerse, una vez más, a analizar la "porca miseria" que nos ha tocado vivir, si hablamos en clave política.

lunes, 8 de diciembre de 2014

"Epílogo de un crimen sensacional" (y II)


Aurora Rodríguez Carballeira se presentó en el juicio con un ramo de claveles en sus manos.La foto es de "Crónica" (BNE)
De la misma manera que la prensa de Madrid de la época siguió con todo interés el parricidio, llegado el momento del juicio, del 24 al 27 de mayo de 1934, la tensión informativa se mantuvo. "Epílogo de un crimen sensacional", titulaba el semanario Crónica. Aurora Rodríguez al conocer la sentencia, que la condenaba a 26 años, 8 meses y un día de cárcel,  comentó "celebro que se me haya reconocido la responsabilidad de mis actos y que no se haya querido inutilizar mi obra achacándome una demencia estúpida, que no padezco..."  Declaró también que prefería "los muros de un presidio a la tristeza funeraria de un manicomio".
En el curso de la vista, la madre de Hildegart manifestó que su hija le había pedido en repetidas ocasiones que la matara. La reseña de ABC señala que la presidencia de la sala no fue capaz  de que Aurora Rodríguez se limitara a contestar a las preguntas que se le formulaban, pues su propensión a pronunciar largos discursos era arrolladora. El prestigioso doctor Vallejo Nájera manifestó que la impresión que él tenía es que la parricida era una paranoica comprendida en los casos de psicopatía responsable, excepto cuando obraba en momentos de excepción o borrachera psicopática, situaciones en las que no se encontraba la procesada cuando cometió el crimen. Una de los testigos principales fue la criada de la procesada, quien señaló que madre e hija no se llevaban bien, que habían tenido muchas veces escenas violentísimas y que en alguna ocasión Aurora llegó a maltratar a Hildegart., lo que motivó fuertes protestas de la parricida. 
El director de la cárcel de mujeres, Francisco Machado, manifestó que Aurora Rodríguez había observado una vida irregular en la prisión, atentara contra un funcionario y tuvieron que recluirla en una celda. El Heraldo de Madrid recogía en titulares a toda página: "La madre de la publicista Hildegart, en el banquillo" y a continuación las textuales "maté a mi hija y disparé con certera serenidad para que no sufriera". Otro periódico La Voz resalta "Unos médicos dicen que doña Aurora está loca, otros que está medio loca y otros que lo está a ratos". A título anecdótico cabe añadir que en el desarrollo del caso, el abogado defensor, López Lucas, protagonizó un incidente cuando dijo que, según sus noticias, se encontraba entre el público el padre de Hildegart. En ese momento, se produjo un gran revuelo y Aurora Rodríguez Carballeira, a gritos, afirmó "el padre de Hildegart está muerto para ella"
Finalmente, el tribunal condenó a la parricida a la pena ya citada, negando el estado de demencia que invocaba, contra la voluntad de la defendida, el abogado defensor. 

jueves, 4 de diciembre de 2014

"Hildegart" vuelve a Ferrol


Hace unos años he tenido la curiosidad de ver, a través de la Biblioteca Nacional de España (BNE), como trató la prensa de la época el tema del parricidio de "Hildegart" (seudónimo de Carmen Rodríguez), drama que el Ateneo Ferrolán eleva estos días a materia de congreso. No voy a hacer un informe y análisis exhaustivo, solo un resumen con algunas pinceladas. Estamos en los años 30 (el parricidio se perpetró en la madrugada del 9 de junio de 1933) en los que el tratamiento gráfico cobra un especial relieve en los rotativos de la época y en los que la muerte de la joven "Hildegart" a manos de su madre despertó todo tipo de titulares. Véanse los casos de Crónica y Mundo Gráfico que llevan a cabo auténticos despliegues a toda página con titulares de gran calibre. En el primero de los citados, leemos "Martirio y muerte de "Hildegart". La obra y el crimen de un monstruo humano".
Entre las instantáneas y en lugar discreto de una página impar muestra el cadáver de la joven expuesto en el Círculo Federal con el siguiente texto "Pareciera dormir, sin las terribles huellas de lasa balas", impactos que son muy visibles en el rostro de la víctima. También recoge el momento en que la comitiva fúnebre desfila por la Carrera de San Jerónimo ante una gran multitud de personas. Otros documentos retratan a Julia Sanz, la criada que las servía, una vecina, el momento en que Aurora Rodríguez, "madre y matadora de la señorita Hildegart" se presenta ante el Tribunal llevando en las manos un ramo de claveles rojos y, a su lado, al abogado defensor Marino López Lucas.  Resulta curiosa la duda que inicialmente plantea Crónica cuando afirma "Aurora Rodríguez, autora del asesinato de "Hildegart" ¿era en verdad madre de esta última, o, por lo contrario, "Hildegart" había sido entregada por su verdadera madre a Aurora Rodríguez cuando la niña contaba ocho meses de edad y Aurora Rodríguez la inscribió como hija suya, no siéndolo?"
Mundo Gráfico al rebufo de la primera noticia desarrolla un reportaje, prolíficamente ilustrado, de la vida que hace en la cárcel la parricida Aurora R. Carballeira. En una de las fotos aparece con su gatito preferido en las manos y en las otras, peinándose y esperando en su celda a que le hagan la cama, respectivamente
Oros diarios, como el ABC dedica al suceso la página 29, El Heraldo de Madrid  a toda página titula en su portada: "La escritora "Hildegart", muerta a tiros por su madre. Como el escultor descontento con su obra, hace pedazos el molde". El Sol del 09-06-33 titula en la página 3 "El crimen de hoy: La señorita "Hildegart" Rodríguez, abogada y escritora, muerta a tiros por su madre. Después de cometido el crimen, la parricida se trasladó al domicilio del diputado a Cortes Sr. Botella Asensi quien la acompañó al juzgado de guardia".
 Evidentemente, todos los periódicos siguieron el desarrollo del juicio, del 24 al 27 de mayo de 1934, siendo sentenciada Aurora Rodríguez Carballeira a 26 años de cárcel. La prensa en general, obviamente, aporta todo tipo de documentación respecto a informes de psiquiatras, forenses, vecinos, etc.  No obstante, este segundo capítulo merece, tal vez, otro espacio.
La parricida era ferrolana y había concebido su hija -se dice que con un sacerdote que ella misma eligió por su perfil intelectual-con la intención de, según su propia frase, "obtener un producto perfecto de la especie aplicando los principios de la eugenésica". Para cumplir su objetivo se trasladó a vivir a Madrid, en cuya calle Galileo vivía y en cuya vivienda disparó a muerte, cuando dormía, a su hija, decisión que llevaba meditando de tiempo atrás, porque veía que "Hildegart" se le iba de las manos. Últimamente, tenían frecuentes enfrentamientos y la joven se había enamorado por lo que su madre temió perderla. Carmen Rodríguez (Hildegart) en el momento de su muerte se alineaba con el Partido Federal, colaboraba con el periódico La Tierra y anteriormente lo había hecho en El Socialista. Asistía a mítines, pronunciaba conferencias y asombraba su dominio de las lenguas, Derecho, Medicina, Ciencia Social...Para los interesados en este caso, he de añadir que lo traté en ocasiones anteriores: 14 y 15 de junio de 2013.
(Si haces click en el lado derecho, año y fecha, obtienes las referencias a que aludo)






miércoles, 26 de noviembre de 2014

Álvaro Paradela, en el 35 aniversario de su fallecimiento, atropellado por un coche

El médico, escritor y poeta, en una reunión de colaboradores de "La Voz de Galicia" (Archivo del autor)
Un año más he de recordar la figura de Álvaro Paradela, al cumplirse en esta ocasión -el día 13 del mes que viene- el 35 aniversario de su fallecimiento, atropellado por un coche cuando se disponía a pasear su perro por la Carretera de Castilla, en cuyas inmediaciones tenía su residencia y consulta como médico rural. Paradela (Amaro Orzán) es un personaje completamente olvidado de los ambientes literarios gallegos y, sinceramente, sin tener, dadas mis limitaciones, la vara de medirlo como lo haría un profesional de la crítica, no obstante, creo que relegarlo al olvido es una injusticia manifiesta. Yo, pobre de mi, he llegado a editar "Diálogos con Álvaro Paradela. Ensaio, poesía e xornalismo" con la sana intención de recuperarlo, pero fue un vano intento. Es verdad que su obra (La Rosa que canta, esquelete espiritual dun home, asimetría glandular, la Galicia que duele, Irmaus tolos...) llegaba solo a los amigos, -únicamente se salva "Sabencias", que fue editada por Galaxia-ya que lanzaba ediciones no venales. Su popularidad como columnista y también como poeta fue muy notoria en los años sesenta y setenta. Era un gran aficionado a los neologismos, el caso más "glorioso" es el vocablo Ferrolterra y defensor de la galleguización de la toponimia. Freijeiro pasó a ser Freixeiro desde que el "aterrizó en Narón", por citar un ejemplo bien cercano. Llegó a hablar también de la posibilidad de crear un "tebeo" gallego para adultos, con historietas, retrancas paisanas, noticias, resúmenes literarios en color, caricaturas, etc. Como poseo toda su producción en narrativa breve "los "Cuadernos de Amaro Orzán" no descarto que algún día, si tengo el apoyo pertinente, podría llegar a editarse una antología de aquellos cuentos, preñados de un gran sentido del humor irónico y crítico, con los que, en su cumpleaños, obsequiaba a una amplia relación de amistades, incluidos periodistas de aquí y de allá que daban siempre acuse de recibo en sus respetivas columnas de prensa. A nivel ciudadano, hace bastantes años se dio su nombre a una plaza de Narón, más recientemente, una calle en A Coruña a propuesta de la Asociación de Prensa coruñesa y en Ferrol, la Sociedad de Artistas Ferrolanos (SAF) convoca anualmente un concurso de relato corto. Amaro Orzán, pseudónimo que también popularizó, había nacido en A Coruña en donde ejerció como médico y su trayectoria profesional se desenvuelve, además en Curtis, período breve y en Narón, en donde se estableció definitivamente, etapa a la que corresponde su mayor producción creativa como narrador, poeta y columnista. Llegó a militar en el movimiento anarquista y estuvo a punto de ser "paseado" en el 1936. 

viernes, 21 de noviembre de 2014

De Podemos y la Transición




Vale mejorar, cambiar el presente, pero no vale denostar la Transición, porque en ese momento se hizo lo que se pudo y de no haberlo hecho así tengo mis dudas de que se pudiera estar hablando en la clave en que hoy nos situamos. Obviamente, los principios en que se basó aquel proceso son abiertamente revisables, porque el tránsito fue muy condicionado. Hoy,  las circunstancias políticas y sociales han mudado y, evidentemente, los tiempos son llegados. Entonces, todos perdimos un poco. Pasar de una dictadura a la democracia sin movimientos traumáticos no sería posible de no hacer la operación tal como se hizo. Sin olvidar sucesos traumáticos como la matanza de Atocha o el propio intento de golpe del 23-F. Y, quede dicho, particularmente el que suscribe era en aquel momento rupturista, no reformista, pero andando el tiempo me percaté de que aquella era la Transición posible.
No se puede caer en la contradicción de invocar con frecuencia, "las conquistas sociales y de derechos alcanzados por nuestros padres y abuelos", Pablo Iglesias dixit, y por otro lado afear el proceso de la Transición, porque esta también fue una conquista en su momento de los padres y abuelos. En suma, está bien que pasen página, porque, en efecto, hay cuestiones que en ese momento no tuvieron encaje y quedaron pendientes, pero no me gusta el tonillo de fondo, el sonsonete con el que se refieren a la dichosa Transición. Y, además, corremos otro riesgo, que consiste en que bajo el manto largo y ancho de la corrupción metamos todo para, acto seguido,  invalidar y negar en términos absolutos casi cuarenta años de libre convivencia -el período más largo de estabilidad de la historia de España, tras siglo y medio de alternancias de dictaduras y democracia- lo que me parece una perversión total del discurso político.
Urge purgar y limpiar las sentinas de las instituciones, de los partidos políticos. Urge reinventar el noble concepto de la política, ahora vilipendiado. En esa línea emerge con fuerza sorprendente la formación que lidera Pablo Iglesias de la que se espera que vaya cobrando identidad con un programa concreto, que defina su pensamiento ideológico, porque eso de que no somos de derechas ni de izquierdas (sino todo lo contrario)  es pura indefinición, una entelequia.
No creo que este país se haya vaciado ideológicamente, antes bien pienso que la sociedad muestra hartazgo de los políticos, que es cosa bien diferente. No se debería permitir que los políticos ensucien la política y al final, los conceptos de la política y los políticos sean interiorizados como la misma cosa. Me niego a matar la política.

martes, 18 de noviembre de 2014

Seminarista

Alumnos del curso 1954, entre ellos el que suscribe, señalado con un circulo
Parece que los años terminados en 4  marcan hitos importantes de mi vida. En el año 1944 nací; en el 1954, ingresé en el Seminario para hacer la carrera de cura; en el 1964, me incorporé a filas (mili); en el 1974, ingresé en Ferrol Diario y ¡lástima! que fuera en el 1983 cuando ingreso en La Voz de Galicia. Por un año no se cumplió la constante. Se rompe absolutamente cuando soy llamado para poner en marcha y dirigir Diario de Ferrol, año 1999. Quiero quedarme, no obstante, en el 54. Todavía hoy dudo en los motivos que me llevaron al Seminario. No tengo conciencia de haber estado bajo presiones familiares. Es más, mi madre cuando se acercaba la fecha de marcharme, solo con diez años, allá por el año 1954, me preguntaba con insistencia si de verdad estaba decidido a irme al internado. Estoy convencido de que aquella pregunta repetida machaconamente buscaba una negativa mía. De hecho alguna vez me tiene recriminado mi testarudez. Mi padre no recuerdo que interviniera ni en un sentido ni en el otro. Es verdad que la carrera de cura daba prestigio a la familia y, además, era barata, se acomodaba a los recursos de cada cual, dato este muy importante si pensamos que estábamos a quince años del final de la contienda civil. Lo que guardo en la memoria es que de niño me impresionaban las solemnidades litúrgicas, el liderazgo del cura en la parroquia, el mensaje solidario con los más débiles, etc. Como muchos niños, me gustaba ayudar a misa y estar cerca de las actividades que en ese escenario se desarrollaban. Con este bagaje afronté el ingreso en Lourenzá en donde se cursaban los dos primeros años y con la vista puesta en el traslado a Mondoñedo para continuar los estudios. Alcanzar el Seminario mindoniense de Santa Catalina era toda una aspiración. Me imagino que para un seminarista empezar a vestir la sotana causará la misma sensación que, por ejemplo, para un alumno militar enfundarse en el primer uniforme de cadete. Luego pasarían siete años -en el 1961 planté la carrera- jalonados de numerosas experiencias y vivencias personales y colectivas. Me vine al finalizar el primer curso de Filosofía. Si ya esta materia tiene su complejidad de comprensión por el lenguaje conceptual y de la razón que la caracteriza, si, además, la clase se impartía en Latín, cualquiera se puede imaginar el esfuerzo que había que hacer. A mi modo de ver, un despropósito. En definitiva, este es el año del sesenta aniversario de mi ingreso en el Seminario de Mondoñedo, efeméride que celebro escribiéndola antes de que pasemos al 2015.


viernes, 14 de noviembre de 2014

Xosé Fortes, en Ferrol


No es la primera vez que el "capitán Fortes" ocupa tribuna en nuestra ciudad. La primera fue en el Ateneo poco tiempo después de ser puesto en libertad tras sufrir cárcel por ser un militar demócrata (Unión Militar Democrática). Más recientemente (2005) acudió invitado por la asociación cultural Fuco Buxán, que planteaó un debate con varios militares, entre ellos el ferrolano Miguel Bouza Carballeira, y ayer lo hizo respondiendo a la llamada del Club de Prensa de Ferrol. Estaba yo entonces en Ferrol Diario y recuerdo que nos llegó la filtración sigilosa de que iban a ser puestos en libertad los "Úmedos" Xosé Fortes, Luís Otero y Jesús Martín Consuegra, después de haber pasado tres meses en la prisión del Castillo de la Palma, uno de los dos que flanquea la bocana de la ría de Ferrol. Corría el año 1976. La salida de prisión estaba prevista para la medianoche y el que suscribe, de "motu propio" decidió ir a esperarlos a la puerta de la citada fortaleza. Me parecía que tenía que ser un momento singular, emotivo para aquellos oficiales valerosos que se habían jugado su futuro por defender la libertad y la democracia. Y allá me fui. A las puertas del castillo me presenté, les dije que era un periodista que quería vivir con ellos el momento de su libertad y que estaba allí, a título personal, para recibirlos. También se habían acercado a la prisión con el mismo motivo unas señoras, que luego descubrí que eran la madre y la tía del cantautor mugardés Xoán Rubia que invitaron a Fortes, Consuegra y Otero a casa de una de ellas, actitud hospitalaria que me hicieron extensiva. No sé hasta que hora de la madrugada estuvimos platicando de la experiencia de aquellos profesionales de la milicia, conversación animada, alrededor de mesa y mantel en la que se brindó con un vino del país, un pulpo a la mugardesa y otros "principios". Demócratas aquellos militares y demócratas, solidarias y hospitalarias aquellas señoras, que no era la primera vez que hablaban con los oficiales del Ejército. Tengo también otra anécdota, esta un poco "frívola". Una noche, al acabar la jornada, tres periodistas amigos decidimos ir a tomar una tapa-cena a una cetárea que había -y creo que hay- en San Felipe. Tras regar con un buen vinos aquellos aperitivos, ya fuera del establecimiento y situándonos frente al Castillo de la Palma, guitarra en ristre, entonamos alguna de aquellas canciones "el pueblo unido", "venceremos nós"...intermediando con algunos gritos de "libertad" con la pretensión de que nos oyeran los militares presos y a riesgo de que nos viniera a "rescatar" la Guardia Civil. En el limpio silencio de la noche, con las aguas de la ría en absoluta calma, las canciones "revolucionarias" y los "berridos" reivindicativos que proferíamos tenían que escucharse necesariamente en la otra orilla, dada la escasa distancia que media. En oportuno momento, optamos por abandonar el paraje y retornar a casa con la conciencia de que, de alguna manera, a nuestra manera, habíamos cumplido como ciudadanos solidarios con aquellos profesionales de la milicia que por ser demócratas dieron con sus huesos en la prisión. Historias.

jueves, 13 de noviembre de 2014

Mi primera corresponsalía

Equipo de colaboradores de La Voz de Galicia (1965)
Esta foto, que ayer circuló por las redes sociales y que yo guardo enmarcada, es del año 1965. Por aquellas fechas no existía plantilla, propiamente dicha, de periodistas en la delegación de Ferrol de La Voz de Galicia, a la que pertenece la gráfica. La delegación local del periódico estaba regida por Francisco Valle Romero, que era, por las mañanas, Oficial Mayor del Ayuntamiento de Ferrol y por las tardes, periodista. Quienes cubríamos las páginas locales con gacetillas respondíamos a la típica figura de colaboradores o corresponsales. Los recuerdo a casi todos. Por la izquierda, de pie, un chaval que hacía de recadero, seguido de Couce Pereiro, que aportaba sus comentarios y luego sería alcalde; Vergara y César, que se encargaban de los asuntos administrativos; Gonzalo Fernández, economista, que pasó a residir en Madrid y escribió unos treinta libros sobre la economía agraria gallega; Paadin, fotógrafo; Antonio Martínez Barcón (Ambar), columnista y poeta; Man Castro, corresponsal para Covas, Esmelle y Marmancón; Orjales, que escribía crónicas de Fene. Sentados, por el mismo orden, Pita da Veiga, columnista de prensa y radio (en Radio Popular "Ferrol de noche" por Pita da Veiga); a continuación un señor que creo que tenía una panadería y era amigo de Valle Romero, que es el siguiente que se sienta al centro; luego viene un tal Jara, maestro de alguna escuela de Valdoviño ¿tal vez de Pantín? y corresponsal de esa zona y el médico forense Alfonso Couce Doce, que también era articulista y también fue alcalde hasta que en una moción de censura le arrebató el cetro su primo antes mencionado, Manuel Couce. Falta en esa foto el médico, escritor y poeta, Álvaro Paradela.  Mi trayectoria periodística comenzó precisamente en La Voz de Galicia. Estudiaba y era a la sazón el secretario de una sociedad ya desaparecida, el Club Asociación de Cobas, Esmelle y Marmancón y como quiera que la entidad generaba sus noticias de tipo cultural y social que yo llevaba ya redactadas a Francisco Valle Romero para que las publicase, a este no se le ocurrió otra cosa, viendo mis aptitudes, que nombrarme corresponsal para esas comunidades parroquiales de manera que a partir de ese momento empezó a aparecer la firma de Man Castro en el citado diario. Pero antes de que mandase la primera crónica, a Valle Romero le pareció oportuno presentarme haciéndome una entrevista. Nadie se puede imaginar la alegría, la satisfacción, las sensaciones que circularon por mi cuerpo y cabeza el día en que apareció la interviú. Mi nombre en letra impresa, en plan "figura" de relieve, tal como me dibujó Valle Romero marcó un antes y un después en mi juventud. Me alimentó la autoestima de cara a un horizonte profesional que anhelaba, estatus que años más tarde lograría.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Abatido el "mirlo blanco"

En esto de la política, las puñaladas traperas están a la orden del día y máxime en estos momentos en que se tiran los trapos sucios de la corrupción unos a otros. Y a ver ¿quién da más? Ayer saltaba a la palestra mediática el supuesto "mirlo blanco" del PP, el presidente de Extremadura José Antonio Monago. Parecía que actuaba como verso suelto, con cierta actitud díscola con respecto a sus correligionarios "populares". De hecho, los periodistas buscaban con frecuencia el cara a cara con él porque sabían que siempre les dejaría una "perla" para un titular. Pues resulta que tampoco es de los que se salvan de la crónica de escarnio y maldizer. Siendo senador acudía a Canarias dos veces al mes a verse con una amiga, incluso se habla de un crucero de placer, nunca mejor dicho,  tal como trascendió a los platós de la televisión. Hombre, su vida privada me importa un bledo, pero que con el dinero de Juan Pueblo se recree en la "dolce vita", bajo el pretexto de actividades de trabajo político, ya no es de recibo. Otro más de los que pasa a la lista de "credibilidad cero". El "mirlo blanco" fue abatido por un francotirador que incluso podría partir de las propias filas del PP, hartos algunos de sus compañeros de que Monago se paseara por los estudios de radio y televisión exhibiendo cierta pose de inmaculado y transparente.  En fin, un capítulo más de esta triste historia que escribe un país anestesiado por el impacto que un día sí y otro también recibe a través de los medios de comunicación, con sucesivos capítulos sobre política de alcantarilla en la que estamos sumidos.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Contradicciones

Anoche leía una información cuyo titular señalaba que Podemos se desmarcaba de una marcha contra las bases en Rota. La formación de Pablo Iglesias -que cuando escribo estas líneas observo que la encuesta de El País ya lo sitúa como primera fuerza- se encuentra con una de las muchas contradicciones con las que se puede topar en adelante, a medida que avanza y que se consolida en esferas de poder. Una cosa es predicar y otra dar trigo, reza con todo sentido el refranero popular. Una cosa es decir que no a todo y disparar contra todo lo que se mueve, cuando uno no es, es decir, cuando está en la oposición o ni siquiera ocupa escaño y otra ejercer tareas de gobierno en las que hay que conciliar muy diversos intereses. Eso es lógico y normal, por otro lado. A donde quiero llegar es que en política no debe haber dogmas de fe. Todo es muy relativo. La razón que esgrime Podemos de Rota es bien sencilla: las bases extranjeras generan allí empleo. Claro, humanamente entendible. Por quedarnos más cerca. En el tardofranquismo uno de los movimientos obreros más fuertes de España radicaba en la antigua Empresa Nacional Bazán, que protagonizó numerosas luchas y lideró conquistas sociales y sindicales. Nunca los partidos y sindicatos se han unido para protestar porque en los astilleros se construían barcos de guerra, bien dotados de armamento sofisticado, en teoría para matar. En As Pontes se ubica una de las empresas que, al menos en algún momento, fue de las que más emisiones contaminantes lanzaba al "cielo". Nunca los partidos y sindicatos han alzado su voz para pedir que se clausurase esa industria. A ver, cuando, sobre todo en estos momentos, lo que está en juego es el puesto de trabajo, vete tú a los que están desempleados, pasándolas canutas, a lo mejor incluso hambre, y diles que hay que oponerse al asentamiento de una industria que puede tener ciertos riesgos, como casi todas tienen, por cierto, o que hay que cerrar otras que responden a intereses militares extranjeros si de eso viven numerosas familias de la zona. El asunto es controvertido, para el debate, surgirán opiniones más o menos bien argumentadas de distinto signo, pero, como digo, con la que está cayendo, el empleo es el anhelo de millones de personas.  

domingo, 26 de octubre de 2014

La picaresca y los españoles


Creo que el "pequeño Nicolás" o como quiera que se le llame es el fiel reflejo de la España pícara retratada en el Lazarillo de Tormes (obra clásica del XVI) en el que un niño aprende a mentir para sobrevivir. En este caso habrá que entender la supervivencia como un síndrome del medre social y de ambición política. Lo que viene sucediendo y que tantos exabruptos nos arranca (corrupción de corrupciones, todo corrupción) no es el mal de una casta -difiero del líder de Podemos- sino el mal de una sociedad. Difícil lo pongo, pues, a la hora de buscar soluciones de regeneración democrática. Hace algo más de un año, la Fundación BBVA publicaba un informe Values and worldviews II sobre estilos de vida, valores y creencias, basado en 15.000 encuestas realizadas a ciudadanos de los países miembros de la UE. En este trabajo se ponía de manifiesto que somos un país desconfiado de las instituciones y de los individuos. Únicamente entran en nuestras esferas de confianza los familiares y amigos más íntimos. El columnista de El País Reyes Linera Paredes (“Con la picaresca en el ADN” 10-07-2013) hacía referencia a este informe y resumía en titulares: "los españoles somos los europeos que más desconfianza mostramos hacia el prójimo. Sociólogos e historiadores coinciden en que es un carácter forjado durante siglos y que influyen la corrupción y la religión y que la crisis solo lo agudiza". Ni más ni menos. Vamos muy emparejados, de acuerdo con el estudio de referencia, con los franceses. Me llamó la atención lo de la religión como factor desencadenante. Naturalmente, hay varias teorías en torno a la asociación de la desconfianza con la gestión política. La historiadora, Ana Clara Guerrero de la Torre, a la que apela Reyes Linera, diferencia entre los pueblos latinos del sur y los del norte, los primeros católicos y los segundos protestantes o calvinistas: "En el ámbito católico, el que miente es el listo, porque luego se arrepiente y Dios le perdona; eso permite una manga ancha que no existe en los países protestantes o calvinistas, donde los ciudadanos son más conscientes de su comportamiento y más responsables de unos actos por los que tienen que responder ante la sociedad”, explica Ana Clara Guerrero. En fin, probablemente si continuamos ahondando encontremos  razonamientos varios y dispares, pero no me dirá el amable lector que el caso del "pequeño Nicolás" no es calcado al caso del Lazarillo de Tormes, con las salvedades que inicialmente apuntaba, y de la teoría de que España es un país de pícaros.  Sé que algunas, tal vez muchas, personas podrían darse por aludidas e incluso ofendidas si leen esto. Serían la excepción que confirma la regla, porque afortunadamente queda gente honesta y no se puede incurrir en afirmaciones absolutas.  Esta es la esperanza, por otro lado, de un cambio de marcha deseable y pienso que inevitable.

jueves, 23 de octubre de 2014

Almodóvar y los gallegos

Pedro Almodóvar
Ya que saltó el tema y con él la controversia, en mis “acotaciones” aprovecho para escapar de la hemeroteca habitual y abordar un asunto caliente, derivado de unas declaraciones de Pedro Alomodóvar. Yo creo que el escándalo de los preferentistas es de tal magnitud que puede considerarse una auténtica ociosidad ir a buscar ejemplos a una comunidad o territorio determinados, o, incluso, por aportar mayor dramatismo, es, a mi modo de ver, baladí escenificar el papel de afectado, porque, de no hacerlo como es debido,  corre uno el riesgo que ha corrido Pedro Almodóvar que dijo :"Si yo hubiera sido un hombre analfabeto, gallego, que me hubieran hecho firmar (en relación a la estafa de las preferentes) con el dedo porque no sé escribir y me entero del asunto de las tarjetas opacas, de verdad, me voy y espero al señor Blesa o al señor Rato y le corto el gañote". Al conocido cineasta manchego le bastaba con decir "si yo fuera un afectado", porque hay afectados por todos lados y, descendiendo a lo particular, también hay analfabetos en todas las comunidades autónomas y no es precisamente Galicia el genuino exponente del lamentable fenómeno. Según el censo poblacional de 2008, del mapa de CCAA, Galicia figura en la mitad de la tabla, precedida de Cataluña. Tal como se expresa Almodóvar en la entrevista -sin duda es una cuestión de interpretación y de sensibilidades, por eso he de decir que respeto otras interpretaciones, aunque no las comparta- da la sensación de que le pudo traicionar el subconsciente al elegir Galicia como referente de preferentistas analfabetos. Es más, se ha hecho la picha un lío –permítaseme la vulgar expresión- con lo que quiso ser una bravuconada y acabó siendo, para algunos, afirmación incendiaria al manejar toscamente Galicia, el analfabetismo e incluso la violencia con esto de decapitar a los sinvergüenzas y saqueadores de bancos. Le voy a dar el beneficio de la duda en la intencionalidad, pero no lo eximo de la torpeza de su "discurso". Por todo ello, justifico a los que se hayan sentido ofendidos y es saludable que haya otros muchos que no hayan objetado las declaraciones del oscarizado director y que defiendan su palabra porque, si todos pensáramos lo mismo, sería Almodóvar quién tendría el gañote en peligro (metáfora). Está bien, hay que reconocérselo, que haya pedido disculpas.

domingo, 19 de octubre de 2014

Andrés París y Ángela Robles

Andrés París escucha atentamente las explicaciones que le da
de su libro mecánico la profesora e inventora Ángeles
Robles
. (Archivo gráfico de Ferrol Diario)
Revolviendo en el cofre virtual de mis fotos encontré una que me motivó doblemente. Primero porque en la instantánea se ve al recordado periodista Andrés París Rico, entrañable compañero que fue en el histórico Ferrol Diario. Por otro lado me sugirió la posibilidad de reflotar la figura de la maestra Ángeles Robles, precursora de las tabletas y los ebooks a la que la memoria colectiva parece haber relegado. No era ferrolana de nacimiento, pero sí de adopción. Aquí consumió toda su vida docente y aquí murió, siendo enterrada en el cementerio de Serantes.
De Andrés París ya escribí en ocasiones anteriores -no me cansaré de hacerlo-que era un gran profesional, un periodista cabal y legal, muy sensible siempre con los más débiles y persona entregada a la amistad leal. Salvando las distancias y los oficios, a Andrés París, cronista que fue durante muchos años de la vida local, tampoco la intrahistoria parece querer reconocerlo. Estando ya enfermo (murió a la edad de 72 años) me llamó a su casa para recordar algunas de las muchas experiencias que habíamos compartido y para confesarme que presentía próximo su final. La depresión lo había alcanzado en los últimos años de su vida, una vez jubilado. Lo recordaré siempre.
Para la historia del Club de Prensa, editada en el último cuaderno de FerrolAnalisis, dejé este breve perfil: "Andrés París Rico, pertenece a esa clase de periodistas de raza, de actitud honesta e insobornable, auténtico y voluntarioso gestor de la información, que dejó huella de su impronta profesional en diversos medios de comunicación. Fue uno de los periodistas fundadores de Ferrol Diario en el que se distinguió por su labor como reportero de calle, cronista de la vida municipal y agudo observador y comentarista de la vida ciudadana en sus diversas manifestaciones. Quienes le conocieron dan fe de su alto concepto del compañerismo y generoso y solidario talante. Arturo Lezcano en la obra ("Ferrol Diario-El Norte de Galicia (1969-1981) Agonía para una expresión de seu” escribía:  "un compañeiro entrañábel, traballaou arreo nos últimos anos de FD despois dunha longa carreira na axencia EFE e El Ideal Gallego, contribuíndo coa súa fichaxe ao reforzamento  da información local, na que salientaba". También ocupó la corresponsalía de Radio Nacional de España, enviando a diario sus jugosas crónicas de la actualidad de Ferrolterra. Era hombre  de tertulia, no exento de cierto barniz bohemio, con gran sentido y gusto musicales". A esto último añadiré que en no pocas ocasiones, hemos "golpeado" las cuerdas de la guitarra y entonado a dos voces, más entusiastas que empastadas, algunos clásicos de la época.
Queda para otra ocasión, en aras de la brevedad, una referencia más amplia de Ángela Robles, personalidad que traté en otros medios, pero de la que no dejé constancia en mi blog. Lo haré cualquier día de estos.


domingo, 12 de octubre de 2014

Siro López, un prestigioso presidente para un prestigiado Club de Prensa de Ferrol

Siro López, a la derecha,  en la reciente imposición de insignias a los presidentes del Club de Prensa de Ferrol
que le precedieron: Xan Morales, Pichi Varela, Germán Castro y María Ares. No asistió Xulia Díaz Sixto.
El Club de Prensa de Ferrol tiene desde el viernes por la tarde un nuevo presidente, que es, ni más ni menos, que el escritor, dibujante y humorista, Siro López, sobradamente conocido en todos los medios sociales, culturales, literarios y políticos de Galicia y más allá de Pedrafita e incluso de las fronteras españolas. Ya había sido nombrado decano de la entidad a la que, en los últimos años, le venía prestando su valiosa colaboración. Un ciudadano que respira Ferrol por todos sus poros, como lo ha demostrado en múltiples ocasiones y, una vez más, lo acaba de hacer este fin de semana tomando la bandera del Club de Prensa que camina sobre los 27 años de vida y unas actividades que prácticamente nacen con la propia entidad hacia finales de los años ochenta. Releva en el cargo a la periodista María Ares que, por razones personales, familiares y de trabajo, ha pedido que le sustituyesen en el cometido. María Ares es una persona joven, como lo era y es su predecesor Xan Morales. Ambos han simbolizado sendos intentos de fomentar el relevo generacional, aunque con escasa fortuna, pese a que los dos lo intentaron poniendo toda la carne en el asador. Hoy tenemos un preclaro presidente y la continuidad está garantizada, pero el problema por el que atraviesa el Club de Prensa, lo mismo que otras sociedades (no es asunto exclusivo de la entidad periodística ferrolana) es que las nuevas generaciones circulan ya por otro carril, con independencia de la crisis que nos asola en los últimos años y que nos lleva a la precariedad, paro, salarios bajos, etc, todo lo cual condiciona también cualquier paso al frente en el compromiso personal. Algunos nos hemos ido haciendo mayores con el Club de Prensa y, si la situación no cambia, el fin de ciclo podría estar más cerca que lejos. Por eso, personalmente, teniendo en cuenta que allá por el año 1987 me puse al frente de la naciente sociedad a cuya cabeza me mantuve prácticamente hasta el 1999 en que fui llamado para fundar Diario de Ferrol, cuando redacto estas líneas experimento una sensación agridulce. Satisfactoria porque el Club de Prensa resolvió la crisis sin ningún sobresalto y de manera brillantísima, captando a toda una personalidad cuyo perfil, un lujo para el Club de Prensa, queda descrito y, de otro lado, sensación de preocupación porque una obra que ha supuesto sacrificio, compromiso y dedicación, todo ello de manera incondicional, si pensamos en un futuro próximo no parece tener el suficiente reclamo para las nuevas hornadas de periodistas. No obstante, nunca se ha de arrojar la toalla.

viernes, 10 de octubre de 2014

Mi blog acaba las vacaciones

Es curioso y al tiempo muy satisfactorio para el que suscribe poder comprobar como, a pesar de que mi blog estaba de "veraneo" desde finales de julio, el ritmo de visitas ha continuado en todo este tiempo y continúa actualmente, algunos días incluso, con, al menos, tanta intensidad como si estuviera activado. Desde el 29 de febrero de 2012, año bisiesto por lo que se deduce, sumo más de medio millar de artículos, al ritmo de cerca de dos mil visitas al mes. El último, el de septiembre, registró 1.713 sin estar "vivo", como digo, el blog deferrolparaelmundo.blogspot.com. Los visitantes proceden de España, Alemania, EEUU, Reino Unido y otros muy diversos países de habla hispana, aunque en estos en menor medida. La explicación es sencilla. Hay bastante material almacenado, en su mayor parte, "acotaciones" que tienden, dicho sea con la mayor modestia, a recuperar la historia, bajo forma periodística, basada en titulares y testimonios extraídos de la hemeroteca. Sobra decir que estoy muy agradecido a mis seguidores, por la fidelidad que vienen demostrando, lo que gratifica el esfuerzo que pueda suponer. Decía en el último post, que tenía que dedicar tiempo a estructurar mi producción periodística y ver la posibilidad de hacer algún tipo de publicación. Pues, en esas estoy, clasificando documentos -voy bastante adelantado- para poder darles un discurso y, en la medida de lo posible, despertar el interés de los lectores. Además, mi tiempo está ocupado en cumplir compromisos, fundamentalmente con el Club de Prensa de Ferrol, del que soy desde el año 1999 presidente de honor, y otras comparecencias públicas más o menos esporádicas, junto con la atención a las redes sociales que llevo con relativo método. He abierto asimismo otro frente en este caso en youtube con vídeos que yo mismo edito y publico. Así discurre mi vida de periodista jubilado, muy pendiente de todo lo que ocurre a mi alrededor, también en España y el mundo mundial. Dicen que es importante a estas edades –70, camino de 71- mantener la cabeza y el intelecto activos, pues no me hace falta cumplirlo por prescripción ya que ese fue y es mi ritmo vital y/o habitual. Va dentro, va en el “ADN”. De nuevo, aquí. Nos “vemos”.

jueves, 24 de julio de 2014

Mi blog se va de vacaciones

Amigos/as, he tomado la decisión de darle un mes de vacaciones a mi blog. Espero reencontraros en septiembre. Van discurridos tres años y seis meses sin parar. Hasta la vuelta del verano, me quedaré con los "filtros" críticos que aplico en 140 caracteres a la actualidad nacional e internacional desde twitter y a los afectuosos e interesantes diálogos que sostengo con mis seguidores en facebook. En este período aprovecharé para reordenar mis tiempos. Como ya comenté en estas "acotaciones" quiero escribir una especie de autobiografía profesional o, dicho de otra manera, una crónica -la fórmula o el género todavía no lo tengo muy claro- que abarcará  desde el último tercio del siglo pasado hasta mi jubilación en septiembre de 2010. He sentido y llevaré conmigo hasta el final la magnanimidad de la sociedad ferrolana que a través de diversas células sociales y culturales,  me ha agasajado en los últimos años, también a los periodistas de Galicia (APG) porque me han hecho grande y yo sin saberlo, por supuesto al propio Diario de Ferrol al que he "apadrinado" en su nacimiento (1999) y cuyo equipo de profesionales ha dejado en mi huella indeleble, a muchos otros ciudadanos que a título particular me mostraron su afecto.

Es por eso que quiero contarles a todos mis "intimidades" profesionales, vivencias, experiencias, anécdotas, que son irrelevantes, pero que a lo mejor hasta llegan a entretener un poco, lo que sin duda colmaría mis aspiraciones. Quiero que sepan la ilusión que anidaba en aquel adolescente que pedía unas monedas en casa para comprar un periódico el domingo y leerlo releerlo durante toda la semana, admirando los relatos, mitificando a los firmantes, soñando si algún día yo...Quiero que sepan como pude haber sido cura, tal vez obispo o cardenal, pero "multi sunt vocati pauci vero electi": muchos son los llamados y pocos los elegidos; maestro de escuela, como mi padre, "don Germán", como le llamaban sus vecinos y alumnos de Esmelle, y, luego, también mi mujer, Marita, que impartió docencia toda su vida, pero esto de pelear con la chavalería tampoco me hacía mucha gracia; licenciado en algo, pero no había recursos económicos, menos mal que mi hija menor, Sara, cogió el testigo y me regaló su licenciatura de Filología Inglesa; a punto estuve de ser visitador médico, pero no debí de dar la talla, gracias que mi hija mayor, María, me redimió con su título de médico neuróloga; vendedor de libros, más mi timidez es posible que espantara a los clientes, almacenista de coloniales, pero no tenía espacio físico para estibar las mercancías; experto en métodos y tiempos (sistema Bedaux, francés), pero me quedé en inspector de control de calidad en Peninsular Maderera....Tenía que ser, no había otra, el periodismo me llamaba.


Por ahí podía empezar la cosa. Vamos a ver. No sé si lo que me frena es la pereza o el exagerado sentido del ridículo que en muchas ocasiones me ha atenazado. Tengo que romper. Necesito aclarar ideas y concentrarme un poco para la arrancada. Luego, supongo, todo irá más o menos rodado. Hasta septiembre, pues y mi mayor gratitud a quienes vienen siendo mis incondicionales lectores, Parafraseando a los presentadores y moderadores de la tele, no se vayan, por favor, vuelvo en unas semanas!

domingo, 20 de julio de 2014

"Galicia en Foco", muestra itinerante del fotoperiodismo gallego, cumple 25 años

Una de las fotos premiadas en la primera edición de "Galicia en Foco" (1989) en la que aparece el escritor 
Alfredo Conde, entonces conselleiro de Cultura de la Xunta de Galicia. En la derecha, la foto galardonada este año, 
titulada "Mar arbolada" de la que es autor José Cabalar, distribuida por Efe a medios tales como 
El País, El Mundo y The New York Times.
En el próximo otoño se cumplirán 25 años de la primera edición de "Galicia en Foco", un certamen abierto al fotoperiodismo gallego. No hay una correlación con las ediciones porque en 1992 no se activó la convocatoria y la presente, la XXIII, va con retraso, ya que, en teoría, corresponde al 2013. En la inauguración de la actual edición, ayer, sábado, recordé los antecedentes de esta iniciativa que se sitúan en el año 1988 cuando el Club de Prensa de Ferrol gestionó la presencia en Ferrol, por primera vez en Galicia, de la muestra "Fotopress" de la Caja de Pensiones de Cataluña. Aquella exposición se colgó en el Ateneo Ferrolán y al año siguiente, 1989, estaba en la calle y con carácter itinerante "Galicia en Foco". La primera muestra, que tenía carácter de concurso, iba acompañada de otra, de contenido más restringido, de Manuel Ferrol, al que se homenajeó en el curso de un acto celebrado en el Parador Nacional de Turismo. El recordado Bonifacio Borreiros, que por esas fechas ostentaba la responsabilidad de director general de Cultura de la Xunta de Galicia, y que fue el que dio el primer impulso a nuestra iniciativa, manifestaba públicamente, "en el mapa gallego de eventos fotográficos faltaba, a nuestro juicio, el dedicado a la noticia gráfica. Presentamos hoy el germen de esa muestra del fotoperiodismo del país". El también ya fallecido, Bernardo Castelo, vocal de la junta directiva y comisario de la 1ª edición, declaró "Los objetivos de "Galicia en Foco" se centran en el empeño por elevar la categoría de la fotografía de prensa a la de obra personal, preservar la integridad y honestidad de sus contenidos simbólicos y conseguir su evolución sintáctica, estética y testimonial como factores de definición del fotoperiodismo gallego abierto al siglo XXI".

En el acto inaugural hice un sucinto repaso a la historia de "Galicia en Foco", que promueve el Club de Prensa de Ferrol, no sin antes contextualizarlo con un libro titulado "Fotoperiodismo y República. Prensa y reporteros gráficos 1931-1939" del que son autores Juan Miguel Sánchez Vigil y María Olivera Zaldúa, editado por Cátedra. Madrid 2014". Sobre esta obra hace una recensión el escritor, crítico y periodista Juan Ángel Juristo, en la sección de libros de la Revista de Occidente del pasado mes de junio. Extraigo de este libro que la edad de oro del reporterismo gráfico se sitúa en los años 30, favorecida por los adelantos, entre ellos la aparición de la cámara "Leica". Dan fe de esta eclosión del fotoperiodismo publicaciones tales como La Ilustración Española y Americana, Blanco y Negro y Nuevo Mundo y más adelante, antes de la proclamación de la II República, confirmándose ya como imprescindible la información gráfica, Ahora, El Día Gráfico, ABC, La Vanguardia, Mundo Gráfico, Estampa, Crónica, etc. En algunas de esta publicaciones, en las que lucen unas fotos extraordinarias, que hegemonizan sobre los contenidos literarios, firma también el fotoperiodista ferrolano Pascual Rey, muy olvidado y que el Club de Prensa está empeñado en recuperar. Juan Comba es considerado por Sánchez Vigil y María Olivera, como el primero reportero gráfico español que hizo célebres sus fotos del incendio del Alcázar de Toledo en 1887. Hay otro hecho importante que trae a la actualidad a los profesionales del periodismo gráfico como es el atentado de la calle Mayor de Madrid en la que el anarquista Mateo Morral atenta contra Alfonso XIII, el día de su boda, en 1906, cuya foto es obra de Eugenio Mesonero Romanos. Dicen los autores que esta significó un antes y un después y agregan a la nómina de reporteros a Branguli, Centella, Díaz Casariego o Martin, entre otros. También, la propia Guerra Civil dio alas al periodismo gráfico y de manera especial al reporterismo internacional.

¿Que pasó en estos 25 años de historia del "Galicia en Foco"? Claro está que el fotoperiodismo siguió cotizando al alza en la posguerra y ya cuando arranca la primera edición, en 1989, teníamos en vigor la Wordl Press Photo a nivel internacional y la "Fotopress" como concurso destacado en el panorama español. Se puede afirmar que "Galicia en Foco" marcó asimismo un antes y un después en la historia del fotoperiodismo gallego. Empezamos con fotos en su mayoría en blanco y negro, editadas todos los años en catálogo, hasta que en el año 1998 podemos decir que prácticamente se abandona esta modalidad para quedarnos con el color. El que suscribe terminaba ayer, sábado, su intervención de esta guisa: "Sobreviviendo, por el momento, a la crisis que nos asfixia, celebremos el éxito de 25 años de vida, éxito que pertenece a los fotoperiodistas gallegos que fueron fieles a la cita y en la parte organizativa al Club de Prensa de Ferrol, que atesora en su fondo documental la historia gráfica de Galicia de los últimos 23 años. Enhorabuena a todos y gracias a las instituciones, Xunta de Galicia y Diputación Provincial de A Coruña, que apoyan la convocatoria".






viernes, 18 de julio de 2014

Xosé Chao Rego, aquel cura de los años cincuenta

Ayer se homenajeaba en Vilalba, su tierra natal, al teólogo y escritor, Xosé Chao Rego. Organizaron la Irmandade Manuel María y la Asociación Xermolos de Guitiriz. Chao Rego dejó en Ferrol un recuerdo imborrable, como hice constar en las redes sociales estos días. A este cura, luego secularizado, lo conocí en Mondoñedo. La imagen que me quedó singularmente grabada como profesor es la imagen de un joven cura revolucionario, que parecía nadar contra corriente en un contexto en el que imperaba aún la ortodoxia de aquella iglesia de la dictadura. Esto mismo lo comenté en su presencia con motivo de haber sido llamado para presentar el libro de su autoría "El relato hebráico", el 18 de enero de 2002, en la galería Sargadelos, entonces ubicada en la calle Dolores. La explicación de la actitud y comportamiento de este cura nuevo que había aparecido en los años cincuenta por Mondoñedo, la da un amigo común ya fallecido, también vilalbés, Bernardo García Cendán, sociólogo y cura que fue de la parroquia ferrolana del Socorro:
 "Pepe Chao hizo muchos estudios en las universidades de Salamanca y Roma, y aprovechó muchos veranos para empaparse por Europa adelante con los efluvios de una Iglesia europea, renovada y moderna, que aquí en España resultaba extraña y distante, de tal manera que, cuando por su fuerza, hizo que se convocara el ConcilioVaticano II, muchos de los jerarcas, obispos y cardenales españoles tuvieron que ponerse a estudiar como seminaristas pipiolos".
Pepe Chao, pese a su juventud, ya estaba de vuelta. No sé si fue por eso, por su formación vanguardista y por sus convicciones profundamente solidarias, por lo que duró en el seminario menos que un cucurucho de pipas a la puerta de un colegio. El caso es que a Chao Rego lo reencontré poco tiempo después en Santa Mariña de Ferrol, en una parroquia de obreros y comunistas, que entonces tenían orejas y rabo. Corría el mes de agosto de 1959 cuando se trasladó a Ferrol. Pronto se le llenaría el templo de fieles creyentes. La iglesia de Santa Marina se convirtió en una especie de santuario al que peregrinaban muchas personas, atraidas por unas homilías diferentes, oxigenantes, realistas y progresistas, en el sentido de que mostraban una iglesia mucho más humana, más directa, en contacto estrecho con la realidad concreta y, desde luego, rompedora con los esquemas vigentes.
 De nuevo invocaré el discurso de García Cendán, pronunciado por cierto con motivo de ser nominado Chao Rego "premio a la solidaridad Médico Paulino", homenaje que creo recordar que se llevó a cabo en el 2002 . Dice el sociólogo:
 "La actividad pastoral de Chao Rego, tan concienzuda cómo innovadora, enseguida se hizo notar no sólo en la ciudad de Ferrol sino en el conjunto de Galicia e incluso más allá de Pedrafita, de tal manera que todo cuánto novedoso y progresista emergía en el seno de la iglesia gallega tenía tras de sí el aliento y esfuerzo ilustrado de Pepe Chao".
De su paso por Santa Mariña, el propio Xosé Chao de la testimonio en un artículo que se publicó en el número 2 de FerrolAnalisis, editada por el Club de Prensa de Ferrol. "Lembranzas da igrexa ferrolá", se titulaba aquel trabajo en el que el autor describe episodios de inestimable valor para nuestra intrahistoria, tales como el conflicto del Corpus en el mes de junio del 68, a un mes de mayo del 68, el acuerdo del consejo presbiteral de desmilitarizar la procesión y retirar el acto de la bendición del mar desde la Capitanía General, hechos de los que ya me ocupé en esta misma sección "Histórico enfrentamiento de los curas ferrolanos con las autoridades militares en el Corpus Christi del año 68" (17 de junio de 2014). Me sumo a las muestras de adhesión, cariño y respeto que recibirá estos días Xosé Chao Rego.
.


martes, 15 de julio de 2014

Cumpleaños de "Sabencias", de Álvaro Paradela

Capa de "Sabencias" con una
superposición (montaje) de la imagen
 de Álvaro Paradela
El 1969 fue el más productivo del médico, escritor y poeta, Álvaro Paradela (1911-1979). Fue en ese año cuando se publica el único libro, "Sabencias" que saldría de una editorial, "Galaxia", ya que todos los demás, dentro de la serie "Cuadernos de Amaro Orzán", (seudónimo) respondían a la fórmula de edición de autor, no venal. Los regalaba a sus amigos con motivo de su cumpleaños. Tenía entonces, en el 1969, 58 años de edad. "Sabencias" contiene una serie de definiciones de cosecha propia, no en vano él mismo lo epigrafió en las páginas interiores como "Definicionario". Quienes lo recuerda saben que Álvaro Paradela era un auténtico fabricante de neologismos (es el padre de "Ferrolterra"), escribía con una gran carga de humor, ironía, mordacidad...Jugaba con el lenguaje y en algún momento escribió que el vocabulario reconocido por la Real Academia Española le venía estrecho. Se refugiaba en el bilingüismo, en tiempos en que utilizar la lengua gallega podía ser indicio de una ideología separatista. Barbaridades de la dictadura. Pues bien, en "Sabencias" encontré una definición del optimista que yo invoqué en no pocas ocasiones. "Outimista. O que sae da casa ás sete en ponto pra coller o tren das sete menos cinco" (el que sale de casa a las siete en punto para coger el tren de las siete menos cinco). Añadía también otra muy aguda, y la traduzco: "optimista es el que piensa que el hombre es bueno por naturaleza". No descartaba lo escatológico. Para quienes no controlan el idioma diré que la palabra año en nuestra lengua es ano. Él definía el Ano novo (Año nuevo) como el momento posterior a ser operado de hemorroides. Algunas definiciones son muy graciosas, por ejemplo y traduzco "Amigo es quien nos ayuda a mentir en los juzgados". Por último, poniéndolo en boca de un "fraile predicador", decía que "los besos no hacen niños, pero tocan a vísperas". En fin, hasta sesenta y dos páginas de un opúsculo de 20x14 cms, que era la medida estándar de sus publicaciones. Señalaba al encabezar estas líneas que era el año más productivo, porque también publicó "Esteticario" que en lugar de "definicionario" es un "fraseario", es decir, un compendio de pensamientos. Este librito va en español. "La virtud no debe ser cosa buena: no engendra envidia", una de las muchas expresiones de este pequeño volumen. Y un tercer "cuaderno" titulado "Contos de violencia intelixente" (Cuentos de violencia inteligente). Aquí emplea el género del relato breve que bebe habitualmente del anecdotario y las experiencias que Paradela vive en su consultorio de médico, que tenía en el vecino Ayuntamiento de Narón. Álvaro Paradela Criado, un gran personaje en el olvido. 

domingo, 13 de julio de 2014

Ferrol Diario, 45 años después

Arriba, a la izquierda, la portada del número extraordinario con que arrancaba Ferrol Diario, obra del pintor
Ricardo Segura Torrella. A la derecha, la plantilla fundadora, en cuyo recuadro aparece el que suscribe,
sin bigote. Abajo, expectación del personal de la casa ante la tirada del primer número y a la derecha,
un aspecto de los talleres
.
Hace cuarenta y cinco años nacía el Ferrol Diario, periódico ferrolano que no pudo superar la frontera de los doce de supervivencia, 1969-1981. Aunque no me incorporé a su plantilla hasta el año 1974, se cumplirán cuarenta años en el próximo trimestre, no puedo decir que no asistiera a este acontecimiento porque, como figura en la hemeroteca, mi nombre aparece, junto con el de otros, dentro del equipo de salida, aunque en calidad de corresponsal informativo para las localidades de Covas, Esmelle y Marmancón, esta última parroquia, la más antigua de Ferrol, en la que hoy tengo fijada mi residencia. Tenía entonces veinticinco años y, además de mi atención al periodismo amateur (había abandonado, con la interrupción de los dos años de servicio militar, los estudios de Magisterio cuando estaba a punto de revalidar la carrera) llegué a hacerme un hueco en el mercado laboral, concretamente en la empresa Peninsular Maderera, en la que formaba parte de un equipo de inspectores de control de calidad. PEMSA fabricaba puertas y tableros y se erigía en donde hoy se levanta el campo de fútbol de A Malata. Las vueltas que da la vida. Si en aquel momento arrimaba el hombro en el nacimiento de aquel rotativo local, justo tres décadas más tarde, en el 1999, era llamado para que me pusiera al frente de otra cabecera ferrolana que nacía, el Diario de Ferrol. De corresponsal a director, los dos extremos de la cuerda de mi vida profesional. De Ferrol Diario a Diario de Ferrol, lo que parece una oración por activa y por pasiva y título de un libro que yo quería escribir y del que no tengo ni un solo folio avanzado. Espero que estas líneas que hoy redacto sean el punto de partida. Porque ya es hora.

Yo a la sazón (1969) había dejado la corresponsalía de La Voz de Galicia, periódico en el que realmente hice mis primeros pinitos.  Y si la primera vez que vi mi nombre firmando una crónica de pueblo en el periódico que acabo de mencionar y al que luego volvería (1983) con ejercicio profesional durante dieciséis años, sentí una inenarrable alegría, no fue menos, si bien con matices diferentes, la que experimenté viéndome en la orla del cuadro de periodistas y corresponsales fundadores del Ferrol Diario. El sueño empezaba a hacerse realidad. Ya contaré en ese libro, del que vengo hablando desde que me jubilé, las sensaciones vividas en mi madurez, al ser nombrado director de Diario de Ferrol.

Me quedo con el recuerdo de una efeméride: julio de 1969 nacía Ferrol Diario con la edición de un número extraordinario que llevaba en la portada nada menos que una obra del ilustre pintor Ricardo Segura Torrella. "No dejamos de temer, en esta fecha feliz de inevitables optimismos, las enfermedades de todo crecimiento, pero tenemos fe en salir adelante, sencillamente porque tenemos fe en el amor de los ferrolanos en su recién nacido periódico, cuya existencia nadie más que ellos puede justificar y que vivirá tanto tiempo y con tanto vigor como ellos quieran", entresacamos de su primer editorial. Algo falló. En el año 1981 aquella vieja rotativa, a la que apodábamos "la ancianita", enmudeció y Ferrol Diario, que a esas alturas se llamaba El Norte de Galicia, bajó el telón.

miércoles, 9 de julio de 2014

El escritor y humorista gráfico Siro López, dispuesto a regalar a Ferrol su biblioteca y obra de caricatura

Siro López
El escritor, pintor, caricaturista y humorista gráfico, Siro López, anunció en una intervención en el Curso Gurméndez que estaba dispuesto a regalar su biblioteca y obra a la ciudad de Ferrol. Habló de la Universidad y el Concello como posibles destinatarios. Se trata de un patrimonio de revistas originales y publicaciones numerosas nacionales e internacionales sobre el humorismo, así como una valiosísima colección de caricaturas a través de la cual se narra la evolución política de Galicia, tras el advenimiento de la democracia. Preguntado por el que suscribe qué valor material daría a su legado dijo que superaría los 72.000 euros. Siro precisó que su idea era que el Ayuntamiento ferrolano y el campus local de la Universidade da Coruña se pusieran de acuerdo, para repartirse este patrimonio y formuló la propuesta de crear un aula del humorismo gráfico en la Facultad de Humanidades, ofreciéndose para hacer de guía en su articulación. El intelectual ferrolano tuvo su día en la primera jornada del Curso Gurméndez que, precisamente, aborda "O humor e a ideoloxía en tempos convulsos". Intervino abriendo la actividades con una lección magistral y divertidísima que mereció el reconocimiento de muchos de los alumnos, en su mayoría profesores de enseñanza. También lo hizo por la tarde, ante la ausencia inesperada de Xaquín Marín. Fue en esta comparecencia imprevista en la que decidió anunciar su iniciativa. Todavía cerraría las actividades participando en una mesa redonda, junto con Pinto&Chinto, viñetistas de La Voz de Galicia, que recogieron el testigo de Siro a la jubilación de este, en el año 2006. El conferenciante e inspirador del presente curso de verano desgranó sus vivencias y experiencias partiendo del primer oficio (delineante en la antigua Empresa Nacional Bazán, hoy Navantia-Ferrol). "Empecé haciendo la caricatura de mis compañeros de trabajo". Posteriormente hizo sus primeras incursiones en prensa en el campo de la viñeta cómica. Se inició en el desaparecido periódico Ferrol Diario, pasando por el Ideal Gallego para acabar siendo contratado por La Voz de Galicia en el año 1983. "Soy de izquierdas, pero procuré que mi obra periodística permaneciese al margen de mi pensamiento político", dijo.

domingo, 6 de julio de 2014

La Real Academia Galega vuelve a ignorar al polígrafo ferrolano Ricardo Carballo Calero

Ricardo Carballo Calero, hijo predilecto de Ferrol
Hay días en que uno se siente defraudado y cabreado. Hay días en que uno se va a dormir jurando en arameo. Yo no sé, porque tampoco he visto ningún movimiento especial, salvo una plataforma ciudadana que se constituyó para defender la candidatura de Ricardo Carballo Calero como figura de las Letras Galegas, lo que importa a la generalidad de las entidades cívicas e instituciones oficiales gallegas y, particularmente ferrolanas, este asunto. Es verdad -hay que recordar- que en el 2009 seis ciudades gallegas: Coruña, Vigo, Santiago, Ferrol, Ourense y Pontevedra apoyaron su candidatura. Lo que me sorprende es que una y otra vez la Real Academia Galega niegue al ilustre polígrafo ferrolano porque se haya dado en el último tramo de su vida al estudio y defensa de las tesis del reintegracionismo. Sostenía que el gallego y el portugués forman parte del mismo diasistema lingüístico, el idioma luso. Parece que pudiera contradecir los principios de la RAG en cuanto que garante de la pureza del idioma, pero, haciendo esta concesión, yo me pregunto ¿este hecho invalida toda una trayectoria como intelectual, profesor, escritor, poeta, crítico literario, en definitiva, un curriculum escasamente parangonable en la Galicia del siglo XX? Un amigo y reconocido especialista del mundo literario gallego, joven, por supuesto, me decía "no te ilusiones, tendrá que producirse el relevo generacional, habrá que esperar a que se produzcan las bajas naturales, para que personas dotadas de un espíritu más abierto, menos dogmático, hagan justicia con Carballo Calero". Penoso. Pero, vamos a ver, ¿no puede la RAG apoyar esta candidatura haciendo las objeciones que considere pertinentes en lugar de condenar sistemáticamente al ostracismo a Carballo Calero y toda su obra? ¿No ha pagado ya Carballo Calero penitencia por sus planteamientos reintegracionistas, si es que tiene que penar por esta circunstancia? Francamente, la RAG, a mi modo de ver, proyecta una imagen "tridentina" con este tipo de decisiones. Los prohombres y mujeres que tienen plaza en esta institución invocan constantemente en sus intervenciones públicas a Carballo Calero, porque es inevitable a la vista de su prolífica obra, ya que no se puede hablar de Galicia y de su riqueza intelectual, cultural y literaria sin tener que, necesariamente, desembocar en la cita de este histórico y reconocido filólogo y poeta. Sin embargo se le niega el galardón una y otra vez. Pues así se escribe la historia de la Real Academia Galega. Por lo demás, saludar la personalidad de Filgueira Valverde al que festejaremos durante el año 2015.

jueves, 3 de julio de 2014

Torrente Ballester invocaba hace 40 años un Ferrol de disciplina matemática e imaginación de poeta

Recorte del periódico local Ferrol Diario
Este es un año particularmente torrentiano. Recientemente, guiados por el sabio criterio del profesor y escritor Ponte Far, estudioso de la vida y obra del autor de Los gozos y las sombras, un grupo de personas hacíamos la ruta torrentiana con motivo del 25 aniversario de la creación del premio que lleva el nombre del escritor y que patrocina la Diputación Provincial de A Coruña, hecho del que ya me ocupé en estas "acotaciones". Pero es que, además de esta efeméride, se da la circunstancia de que es el año del 15 aniversario de su fallecimiento (1999), que ya se recordó en el pasado mes de enero, y el 40 de pregonero de las fiestas de verano de Ferrol. Y aquí me quiero detener para recuperar un discurso que retrata el Ferrol de su niñez y el Ferrol de la matemática y la imaginación que reivindicaba. Refiriéndose al Ferrol de los años de su niñez dijo "era una ciudad blanca y reluciente, me atrevería a decir luminosa, casi una ciudad de cristal". Torrente habló de las razones por las cuales "esta ciudad que estaba proyectada como una de las más bellas de Europa, no lo fue. Y como se ensayó aquí un sistema de venta de parcelas de casas que ahora se propaga por toda España". Pienso que se refería a las llamadas Casas Baratas o Viviendas Protegidas. 

Adujo el entonces no tan celebrado escritor -la fama y popularidad llegarían con la serie de Los gozos y las sombras, obra llevada a la televisión ocho años más tarde de que pronunciase este pregón- que la pobreza que siguió a la Guerra de la Independencia "hicieron de nuestra ciudad, una ciudad modesta". En otro momento manifestó "siempre que he hablado y hablo de mi pueblo destaco una característica que me parece ejemplar: como aquel Ferrol modesto, sobre todo económicamente modesto, supo vivir con dignidad y con elegancia, no solamente la elegancia del vestir, que llegó a ser proverbial, sino la elegancia de la conducta, la elegancia con las relaciones humanas". 

También aludió a sus defectos "¿qué ciudad no los tiene?" se preguntaba y seguidamente precisó "aquella exagerada división de clases engendró acontecimientos cómicos y también acontecimientos dramáticos". Agregó "entonces nuestra mente estaba configurada de manera muy particular. He contado muchas veces como en los portales de la calle Real, donde pasábamos nuestras horas de libertad en las tardes interminables de lluvia, en vez del nombre de Pepita y Marujita, se hablaba de logaritmos, integrales y diferenciales. Los niños de Ferrol sabían matemáticas y quizás en este saber radique toda su grandeza". 

GTB, como antes lo hiciera el ingeniero y marino catalán, ferrolano de adopción Andrés Avelino Comerma, cantó asimismo las excelencias de la ingeniería y mano de obra reflejada en los grandes barcos. "Mi padre- relataba el pregonero- que estuvo en América, en el acorazado "España" me contaba que una avería que tuvo el buque en Chile hubo de ser reparada en Panamá y allí asombró aquel buque a los ingenieros navales americanos que decían "si un barco nuestro, un acorazado Missisipi, hubiera recibido este golpe se hubiera partido". Redondeaba su panegírico "los trabajadores del Arsenal eran unos trabajadores de artesanía y nosotros, los que éramos un poco rebeldes sentíamos el orgullo de pertenecer a una ciudad en donde se hacía esto y tan bien". Para terminar, Torrente Ballester invocaba la necesidad de un doble clima social: la disciplina de la matemática y la imaginación del poeta. Resaltó la fortuna fabulosa que España había de pagar en "royalties" "porque no inventábamos y que nuestra autonomía la conseguiremos contra aquello de que "inventen ellos". No, nosotros tenemos que inventar de todo. Galicia es un país de gente imaginativa y Ferrol cuenta con muchachos imaginativos".

lunes, 30 de junio de 2014

Una miss ferrolana elegida miss Galicia, candidata a miss España, que hizo historia en los años treinta

Esta es la secuencia en titulares de prensa del periplo que protagonizó miss Galicia en los días previos
al concurso de belleza celebrado en Madrid el 26 de mayo de 1934. El pie de los recortes ha de leerse
de arriba abajo, de izquierda a derecha.
Cartel de mano con la imagen de miss
Galicia, la ferrolana Filo Pérez Alcántara
Hace un año me ocupaba en estas "acotaciones" de una joven ferrolana que fue miss Ferrol, miss Galicia y candidata a miss España. Se trataba de Filo Pérez Alcántara. Por esto de que los amigos saben que me gusta, no tanto hurgar por hurgar en el pasado, como recuperar pequeños retazos de nuestra intrahistoria, me acabo de hacer con un documento que según el cristal con que yo lo miro no deja de ser una "perla", cuyo contenido el que suscribe ignoraba, como tantas otras cosas. Y es que a Filo allá por el mes de mayo de 1934, los ferrolanos la agasajaron con unos festejos, como puede verse en el programa de mano que ilustra estas líneas. "Filo, cuya hermosura sin igual la califica como una de las más serias aspirantes al título de miss España", rezaba la propaganda. Esto ocurría un fin de semana. El sábado, a las 20:00 horas tenía lugar en la "Puerta Nueva el grandioso recibimiento del pueblo ferrolano a miss Galicia, que venía acompañada de Miss España, Miss Vigo, Miss La Coruña y las señoritas y caballeros que componen los equipos de hockey".
Posteriormente, a las once de la noche se llevó a cabo en el teatro Jofre -¡cuánta historia encierra este histórico coliseo ferrolano!- un baile organizado por la Sociedad Racing-Ferrol con la cooperación de las demás sociedades de recreo, "cuya entrada será rigurosamente controlada por una comisión, la que se reservará el derecho de admisión de los concurrentes". Y ojo con el dato "A este baile ha sido invitado el Ministro de la Guerra".

Al día siguiente, domingo, en el "Inferniño", como se le conocía al viejo campo de fútbol, se llevó a cabo una prueba deportiva en homenaje de Filo Pérez Alcántara, en la que participaron los también viejos e históricos rivales Coruña-Racing Ferrol. Hay que señalar, como recordábamos en el post a que antes hacía referencia, publicado en mi blog el 23 de julio, que la miss era una apasionada racinguista. Seguidamente se celebró un partido de hockey entre los equipos "Vértice" (femenino) y Vigo (masculino). Dice el programa que "La Federación Local hará entrega a la encantadora Filo, de un bonito banderín, regalo de los clubs modestos". También el Racing le regaló un artístico pergamino "nombrándola Presidenta de honor". Las otras misses ocuparon el palco presidencial, mientras que al centro del campo salió la agasajada para "ejecutar el "Kick-off" (saque de honor). Los festejos concluyeron con un lunch seguido de un baile en el Casino Ferrolano.

No cabe duda que nuestros antepasados sabían vender imagen, lo que hoy llamamos marca. Al menos ponían todo el interés como acabamos de ver. Este periodista le siguió la hoja de ruta a Filo a través del periódico ferrolano El Correo Gallego. La miss recorrió en volandas Galicia, recaló en Ferrol en donde le tributaron los reconocimientos que quedan reseñados y al despedirse con destino a Madrid, el 19 de mayo de 1934, la estación del ferrocarril era un hormiguero, incluso la fueron vitoreando por los pueblos en los que se detenía el convoy. El resultado final está en los recortes de prensa que encabezan esta crónica retrospectiva. Filo Pérez Alcántara estaba entre las favoritas con Valencia y Murcia y la elegida fue un mis provincias, con protesta sonora por lo que los asistentes consideraron un fallo injusto. La representante gallega no alcanzó ninguna de las distinciones, porque "la cara más bonita" fue para miss de Murcia y "el cuerpo más perfecto", para miss Aragón. Pero Filo regresó, a pesar de todo, en loor de multitudes y muy contenta de todo lo vivido.

jueves, 26 de junio de 2014

El primero y único atentado mortal del Exército Guerrilheiro do Pobo Galego Ceibe, 25 años después

De izquierda a derecha y de arriba abajo, guardias civiles y vecinos rastrean el monte, tras el
asesinato del agente Ruzo; el revólver que había sido robado a un guarda jurado y Sánchez
Presedo, a la derecha, presidente en funciones de la Xunta, a la salida de los funerales, acompañado
del conselleiro de Transportes y Turismo, Suárez Vence.

Las fotos son de José Mauriz
En el pasado mes de febrero se cumplieron 25 años del asesinato de un guardia civil en la carretera de Irixoa. Era y es el primero y el único atentado mortal que consta en la corta historia del Exército Gerrilheiro do Pobo Galego Ceibe (EGPGC). Hasta entonces no había cometido ningún delito de sangre y su actividad se orientara a atacar a los que consideraba sus enemigos principales, Unión Fenosa y la banca. Conste que un año antes del dramático suceso de Irixoa había puesto una bomba en el chalé de Manuel Fraga en Perbes, causando serios destrozos. La sentencia dictada en su día consideraba probado que Manuel Quintáns López, Ramón Piñeiro, Juan Carlos Deibe, Francisco Javier Filgueira, Josefa Rodríguez y Alexandra Queirós decidieron apoderarse de los uniformes, armas y material de los miembros de la Guardia Civil que patrullaban por Irixoa. Tras vigilar a los agentes, comprobaron que cambiaban continuamente de itinerario por lo que plantearon simular un accidente para atraerlos. Alquilaron un vehículo y el 1 de febrero de 1989 secuestraron a un vigilante jurado, le arrebataron el revólver y lo abandonaron en Pastoriza, donde permaneció atado y amordazado durante una hora, hasta que fue liberado. Los terroristas se dirigieron al lugar convenido en la carretera de Irixoa a Monfero y desde allí llamaron a la Guardia Civil para comunicar que se había producido un accidente. A la una de la madrugada del 2 de febrero, cuando los agentes Benedicto García Ruzo y Antonio Pérez Freire llegaron al lugar, vieron a un miembro del comando tendido en el suelo simulando estar herido, mientras otros fingían atenderle. Cuando los agentes bajaron del vehículo, Quintáns atacó a Pérez Freire disparándole con el revólver que le habían robado al guarda jurado, quedando aquel herido, mientras el resto del comando asesinaba a García Ruzo. Quintáns y Piñeiro fueron detenidos horas después en un barranco próximo a la carretera, donde se intervino la pistola del vigilante jurado y la del guardia civil muerto. Quintáns, que había quedado en libertad desapareció de España y fue localizado en julio de 1998 en la ciudad mexicana de Morella, donde trabajaba en un periódico local y en 1999 México concedió su extradición, siendo condenado a 72 años de cárcel en sentencia dictada por la Audiencia Nacional hace ahora once años, en el 2003. El Exército Guerrilheiro do Pobo Galego Ceibe nace en el año 1986 y fue desarticulado prácticamente entre 1989 y 1990. Antón Arias Curto, originario de Monforte de Lemos, fue su ideólogo principal y cumplió condena hasta 1995.