miércoles, 21 de noviembre de 2012

Un hito personal

Man Castro, Mario Couceiro y Manuel Folla

Se cumplen ahora cerca de cuarenta años, treinta y ocho para ser exactos, en el mes de noviembre, que me incorporaba a la plantilla de la redacción de Ferrol Diario. El rotativo ferrolano me recibía a la sazón de esta guisa "

Hace unos días se ha incorporado a la redacción de Ferrol Diario, aunque ya venía prestando otros servicios en nuestra casa, Germán Castro Tomé a quien, sin duda, los lectores recuerdan de otras etapas informativas, a lo largo de las cuales patentizó su capacidad, entrega  y dinamismo. Estamos seguros de que el amigo Castro "Man" para la prensa, contribuirá a la mejora cotidiana de la actualidad noticiosa, meta que nos hemos propuesto con mayor firmeza y dedicación que nunca, en beneficio de la ciudad, precisada de un auténtico y cada vez más importante medio de comunicación propio

Cuando dice que ya venía prestando otros servicios en la casa se refiere probablemente a que cuando ingresé, creo recordar que un mes o dos antes, el periódico había perdido al corrector de pruebas y estaba en esas fechas con la convocatoria de la plaza abierta. Mientras tanto, la dirección, que ostentaba el burgalés David Corral, me pidió que cubriese dicho trabajo. Me vino al pelo para familiarizarme con el proceso de producción y con los propios compañeros. Cuando señala que ya se me conocía de otras etapas informativas se refiere a que con anterioridad había sido corresponsal informativo de Ferrol Diario. De hecho, figuro en la plantilla fundadora que se relaciona en el primer número de FD. Mi etapa de periodista amateur no fue corta. Empecé a los 18 años de corresponsal de La Voz de Galicia para las localidades de Covas, Esmelle y Marmancón y mientras acabé estudios de bachiller superior, cursé (sin acabar) los de Magisterio y tuve las primeras experiencias en el mercado laboral (Peninsular Maderera) transcurrieron unos doce años. Contaba yo, por consiguiente, 30 años cuando se registra el hito que hoy rememoro con gran nostalgia. Nacido en el 1944, llegaba a convertirme en un profesional del periodismo en el año 1974. Un sueño largamente acariciado desde mi adolescencia.