domingo, 4 de noviembre de 2012

Alicia Remelgado: o el autoempleo o el paro


Últimamente cambié de hábito y en lugar de escribir mi post diario a última hora de la noche, muchas veces metido en la madrugada, lo dejé para primeras horas de la mañana. El motivo radica en que de esta manera podía ojear los periódicos digitales con las informaciones frescas. Soy consciente de que la iniciativa alteró también la costumbre de algunos de mis seguidores, de aquellos que son madrugadores, que solían abrir mi blog en torno a las siete de la mañana que era la hora para la que yo programaba colgar en la red mi modesta aportación. El cambio también vino dado por la posibilidad de echar, previamente a la elaboración de mi "columna", un vistazo al papel de mi querido Diario de Ferrol que todas las mañanas, muy de mañana, queda depositado en el buzón de mi casa de Papoi. Por cierto, hoy la periodista, Montse Mayoral, jefa de la sección de economía, trae a las páginas de DF a la virtual amiga -no nos conocemos aún personalmente- tuitera, en activo,  Alicia Remelgado, "Sirena de Sálvora" en nombre comercial, que ha decidido tomar el camino del autoempleo dejando el trabajo por cuenta ajena. Forzada a abandonar los despachos de secretaria de empresa, se convirtió en vendedora ambulante de pescado. De Bueu a Mugardos, en donde se asienta porque así lo ordenó el corazón, a fin de cuentas se trata de dos pueblos de tradición marinera y pescadora. Alicia, a los mandos de su furgoneta, obra el milagro de poner el "peixe" de la mar a la mesa en las rutas de la dos veces real villa y sus aledaños. Es persona culta, sensible, con vena literaria, según trasciende de los contenidos de su blog. Por lo que intuyo es inquieta y luchadora. Es, yo creo, un lujo en circulación por la ribera mugardesa brindando   "sardina frescurel", entre otras especies, claro. Ya me gustaría estar en su trayecto.