miércoles, 20 de junio de 2012

De momento, a Rajoy le dejan salir en la foto

Lo único que mi modesto ojo clínico alcanza a ver es que Mariano Rajoy, por el momento, no tiene eco en el G-20, lo que tampoco sorprenderá a muchos. En todo caso, ayer le decían que concretara rápido y claro el rescate y una vez más la Merkel se reafirma en que de hacer ayudas directas a los bancos, nada de nada. Parece que podría haber un arreglo en cuanto a la ampliación de los plazos de devolución, pero una vez que el Gobierno español diga cuales son las necesidades de la banca española. Y aquí hemos vuelto a ver a un Ejecutivo desnortado. En principio decían que la segunda auditoría -la primera parece que se va a conocer mañana- no se elevaría a definitiva hasta después del verano, el titular de Economía lo desmentía ayer precisando que se conocerá en julio. Parece claro que la llamada al orden de que actuase rápido y claro con el rescate de la banca hizo que volvieran sobre lo andado y ahora digan que no será en septiembre sino a la vuelta de la esquina. Por otro lado, hemos visto ayer que la bolsa subía y la prima de riesgo bajaba un poco, pero esa circunstancia es poco relevante ya que la presión continúa y el propio Montoro decía que la situación era crítica. Lamentablemente, España en este momento es un país devaluado y, por consiguiente, su voz en los foros es puramente testimonial. La canciller alemana sigue en sus trece, echándonos una mano al cuello y en posición imperativa. No sé que frutos va a traer de México Rajoy, pero mucho me temo que poco más va a ser que unas cuantas fotos para el álbum personal  ya que estos días "se codea" con los principales líderes del mundo. A la una de la pasada madrugada hora española celebraba una rueda de prensa en México que nada novedoso aportaba. Me gustaría ver algo positivo para cambiar un poco el tono de mis reflexiones diarias, pero por más que busco ese detalle, esa pista, ese rayo de luz, no lo encuentro. Me afano por ser optimista, pero la realidad me ata a la desazón. A lo mejor, algún día.