jueves, 28 de junio de 2012

Expectativas ante el Consejo Europeo

Muchas expectativas depositadas en el Consejo Europeo que se reúne hoy y mañana en Bruselas. Un plan de crecimiento y empleo podría ser una medida de alivio a las tensiones que viene sufriendo Europa y en particular España e Italia, pero la peor parte para nuestro país porque tenemos el índice de paro más alto. De todas maneras, yo observo que la UE  opera con demasiada lentitud, cuestión grave cuando se necesitan soluciones rápidas. Aquello de vísteme despacio que llevo prisa. Si no se imprime celeridad podemos acabar antes que después sometidos al rescate global, aunque se han oído voces que no hay dinero suficiente para rescatar a España si bien esta manifestación hecha repetidas veces por miembros del Ejecutivo podría sonar mas a hombrada que a realidad. Ante la sesión del CE sí hemos visto, por fin, a los dos grandes partidos de la mano. Los socialistas han hecho una tregua en el ejercicio de la oposición y le han dicho a Rajoy que lleva su respaldo a Bruselas. Esta unión tenía que haberse producido mucho antes, incluso en el anterior Gobierno, pero el Partido Popular quería hacer sangre para asegurarse la victoria electoral y de hecho lo ha conseguido, pero ahora sabe lo que vale un peine y clama para que le echen una mano. Particularmente creo que está bien el gesto de Rubalcaba, pero me parece que llega un poco tarde. Las dos Españas se escenifican con demasiada frecuencia y eso no va a ninguna parte, en todo caso nos conduce al fracaso como país. Lo que sí parece descartado es que la ayuda del rescate financiero vaya directamente a los bancos. En ese punto la Merkel no da un paso atrás ni para coger carrerilla, aunque Mariano insista en el asunto hasta la saciedad. Queda por ver los pasos que se dan de cara a la unión bancaria y fiscal, temas que están en el candelero. También esto, a fuer de hacer de Pepito Grillo, tenía que haberse abordado antes y no ahora, asfixiados por la gravísima crisis que pesa sobre Europa, con el euro en claro peligro de extinción.