sábado, 1 de septiembre de 2012

Un militar impresentable

Y en esto llegó el coronel Alamán Castro y dijo "Aunque el león parezca dormido, que no provoquen demasiado al león, porque ya ha dado pruebas sobradas de su ferocidad a lo largo de los siglos". Induce a pensar que está hablando de los ejércitos y de las asonadas históricas que estos protagonizaron. Esta es una auténtica barbaridad, un insulto a la inteligencia de todos los españoles. Este sujeto debiera de ser despojado de su uniforme ipso facto y a estas horas no conozco reacción alguna por parte del Gobierno, lo cual me cabrea más todavía. ¿Cómo se pueden consentir estas amenazas sin que aquí no pase nada? Para los que no lo han leído diré que el coronel dijo estas sandeces, al tratar el asunto del independentismo catalán y al respecto apuntó ¿Independencia de Cataluña? Por encima de mi cadáver". Yo, de verdad creí que este tipo de perfiles eran especie extinta en la milicia, pero, por lo visto,  todavía hay quien sufre ensoñaciones y ansias intervencionistas y saca las señas de identidad a relucir de manera compulsiva. Que defienda una España unida, vale, pero que se tome la licencia de amenazar, bajo ningún concepto. No obstante, estoy convencido, quiero estarlo, de que este comportamiento  es rara avis y que la generalidad de los militares, con sus deberes y valores, son rigurosamente respetuosos con la sensibilidad cívica, que no admite injerencias y mucho menos amenazas del calibre que comentamos. Espero que Defensa o el Ejecutivo  dejen las cosas claras desde su responsabilidad. Brotes de este tipo no deben de permitirse. Una actitud laxa sería tanto como una actitud cómplice. La reacción de la autoridad no debe hacerse esperar.