domingo, 2 de septiembre de 2012

De Mena Aguado (2006) a Alamán Castro

El caso del coronel Alamán Castro que ayer comentaba me hizo retrotraer al año 2006 cuando se produjo otra situación similar con el general Mena Aguado, que en el discurso de la Pascua, seis de enero, habló de la posibilidad de que el Ejército interviniese, en base al artículo 8 de la Constitución, ante la alarma que cundió en las filas militares también por la misma razón que ahora, el estatuto catalán. Hay que ver la coincidencia en el fondo de la cuestión y el paralelismo en las circunstancias. No obstante, se plantean algunas diferencias. En aquella ocasión reaccionó inmediatamente el ministro de Defensa, el socialista José Bono. Al día siguiente, 7 de enero, era sancionado  con ocho días de arresto domiciliario, para impedir sus movimientos, y el día 13 del mismo mes era destituido. El coronel  Alamán, sin embargo, no recibió, que se sepa, ni advertencia ni llamada al orden, cuando ya han transcurrido algunos días desde que se manifestó en un periódico digital. Ayer lo comentaba, en estos casos el Gobierno debe de ser implacable y rápido, ejerciendo la "autoritas" correspondiente y de manera ejemplarizante. Los ejércitos están al servicio del poder civil y es este el que tiene la prerrogativa, en todo caso, de decir como cuando y donde han de intervenir las FFAA. Nunca jamás podrán éstas erigirse como árbitro y tomar decisiones por su cuenta, como tampoco dejar caer la amenaza como hizo Alamán. A raíz del caso Mena Aguado, un servidor, en columna del Diario de Ferrol (8 de enero de 2006) escribía "que a estas alturas da historia algúns militares continúen alimentando ideas intervencionistas é a todas luces anacrónico. Menos mal que o Estado Maior reaccionou inmediatamente e isto dá seguridade os cidadáns". Esta seguridad no nos la ha dado todavía el Gobierno actual. Antes bien, una diputada del PP de Catalunya junto con el portavoz de Ciutadans apoyan las declaraciones hechas al diario de extrema derecha Alerta Digital en donde este mismo individuo escribió un artículo el pasado 26 llamando enanos a los ministros y vividor al titular de Defensa, además de evocar la dictadura de Franco. Y Mariano, a por uvas.