viernes, 7 de diciembre de 2012

Psicosis


El anunciado cierre del Parador de Turismo de Ferrol ha suscitado las naturales reacciones de protesta. El establecimiento está muy interiorizado por la sociedad ferrolana. Existe cierto sentimiento patrimonial en amplios sectores de la población. Desde bodas y bautizos hasta actividades culturales, sociales, políticas, profesionales, de todo tipo, en fin, celebradas allí a lo largo de cuarenta y dos años avalan la "propiedad" de los ferrolanos. No es extraño, por consiguiente, que inmediatamente que se dio a conocer la decisión de echarle el candado surgieran voces de desagrado, entre las que figura la del propio alcalde ferrolano que se comprometió a defender la causa, aun a pesar de que son sus correligionarios del PP los que están detrás de la medida. Por otro lado, el cierre del Parador no hace más que  reforzar la psicosis que también invade a la sociedad ferrolana desde hace lustros en el sentido de que esta es una ciudad cada vez más inanimada, en progresiva decadencia, que no ha dejado de perder habitantes desde el año 1981 (93.000) hasta nuestros días (73.000).  El Estado la creó y el Estado la sentenció. Es cierto que las circunstancias históricas han variado ostensiblemente y ello exigía la refundación de la ciudad naval, pero no lo es menos que los políticos locales y gobiernos de uno y otro signo que en España han sido en los últimos treinta años fueron incapaces de apoyar su reconversión, proceso irrenunciable aunque sin duda complejo porque se planteaba la necesidad de romper con la mentalidad funcionarial, una de las señas de identidad de una idiosincrasia que hunde sus raíces en el siglo XVIII. No obstante, el instinto de supervivencia fraguó en el lanzamiento de ferrolanos emprendedores que capitanean empresas innovadoras que exportan su producción, pero el esfuerzo endógeno estaba y está claro que no es suficiente. Y ahí seguimos. Ahora, de nuevo, por razón de la desdichada crisis, lamentando cierres en lugar de celebrar iniciativas que generen empleo y riqueza.