viernes, 27 de julio de 2012

Draghi abrió la boca y se obró el milagro

El responsable del BCE abrió la boca y bajó la prima de riesgo, subió la bolsa y el bono a diez años dejó la cifra fatídica del 7%. Como estarán las cosas, qué tipo de sensibilidades tendrán los mercados para que, sin decir nada concreto, Draghi es capaz de obrar estos "milagros" con sólo formular una declaración de principios. Y la pregunta del millón: ¿por qué no lo hizo antes? ¿Generar sufrimiento colectivo innecesariamente forma parte de la estrategia? A todo esto se ha dado a conocer que los líderes sindicales Toxo y Méndez fueron a reunirse confidencialmente con Angela Merkel, ¿podría la visita de los dirigentes obreros tener algo que ver con la actitud de Draghi? ¿Empujarán más los jefes de filas de las organizaciones sindicales que el propio Rajoy? ¿Por qué el presidente del Gobierno español  cita al tándem Toxo-Méndez una vez que estos regresan de Alemania y no antes? ¿Quiere saber lo que hablaron porque carece de información?  Interrogantes para la reflexión. El caso es que parece ser que el BCE planea medidas de alivio para la situación por la que atraviesan España e Italia. Aquí todo el mundo escéptico, como corresponde. Estamos hartos de promesas incumplidas, voces impostadas, mentiras de variado calibre...¿cómo no vamos a estar con la mosca detrás de la oreja? Aguardemos a lo que suceda próximamente, porque, ojo, también después de la cumbre europea de finales de junio hubo desplomes de la prima de riesgo y subida de bolsa y al día siguiente volvíamos a las andadas. De cualquier manera, ayer se rompió la semana aciaga, las tertulias y servicios informativos dieron un vuelco a tanta crónica negra de la economía y eso, aunque solo sea para los que han decidido vivir el presente, ha dejado pasar un tímido rayo de esperanza.