lunes, 16 de abril de 2012

Hierro y Ferrol

Julia Uceda y José Hierro
A los diez años de su fallecimiento -se cumplirán el 21 de diciembre- instituciones señeras del mundo de la cultura de este país preparan programas de actos para recordar al poeta José Hierro, una de las trayectorias literarias más sólidas del siglo XX. Hierro, como muchos ferrolanos saben, estuvo especialmente vinculado a nuestra ciudad. A lo largo de dos décadas, sin apenas fallar a la cita anual, formó parte del jurado del Premio Esquío de poesía. El mérito fue de la sociedad Valle Inclán, organizadora del certamen, entidad personalizada por la profesora Julia Uceda, Premio Nacional de Literatura, modalidad de poesía, y el prestigioso editor Fernando Bores. Quiero recordar que, a su muerte, Diario de Ferrol, cuya dirección entonces ostentaba el que suscribe, le dedicó al autor de Cuaderno de Nueva York una páginas especiales en las que aportaron su testimonio poetas como el recordado Ramiro Fonte, que lo calificaba como "un ferrolán máis", Vicente Araguas, Eva Veiga, la propia Julia Uceda, Xulio Valcárcel y otras destacadas firmas como el profesor Xosé M. Dobarro, el entonces alcalde Xaime Bello y el columnista y cantautor Xoán Rubia, entre otros. Ferrol se honra, pues, con haber sido su ciudad anfitriona a lo largo de veintidós años, no en vano abanderó la iniciativa de proponerlo para Nobel mientras que la corporación municipal le llegó a entregar la insignia de oro en la última edición del Esquío. El poeta José Hierro era un ferrolano de sentimientos, formaba parte de nuestro paisaje humano y creador y su figura dio realce y categoría al Esquío, además de convertir a Ferrol en referencia nacional e internacional de la poesía. Si irreparable fue su pérdida, lamentable es también (sin que haya causa/efecto) el frenazo sufrido por el Premio Esquío, que durante casi toda su trayectoria contó con el valioso mecenazgo de la Fundación Caixa Galicia, que fue relevada efímeramente por La Caixa catalana. Sin duda, el vacío empobrece.