miércoles, 21 de marzo de 2012

La Mancomunidad

La Mancomunidad, ¿qué es la Mancomunidad de Municipios de la Ría de Ferrol? Es un ente supramunicipal creado hace cuarenta años, que, a lo largo de décadas, ha sido incapaz de revelarse como un instrumento de uso y beneficio para los ayuntamientos que aglutina. En más de una ocasión, los partidos políticos han cuestionado su vigencia, pero todo se quedó siempre en un debate a la carta, que cada cual esgrimía según sus intereses y conveniencias. Tengo guardados algunos recortes de hemeroteca que así lo ponen de manifiesto. La Mancomunidad hasta ahora únicamente sirvió de punto de encuentro de unos cuantos alcaldes que venían a dar una vuelta por el consistorio ferrolano para hablar de lo divino y lo humano, sin que nunca se pusieran de acuerdo para materializar un proyecto en común de cierta trascendencia. La Mancomunidad es una marca gastada, una referencia con sello demodé que se erige, siento tener que decirlo, como emblema de la inoperancia de nuestros políticos ferrolterreños. La miopía, el ombliguismo y la escasa ambición de los gestores han dado al traste con los loables y teóricos objetivos para los que fue concebida. Saco a colación el caso porque veo que el contenido principal de la última reunión es la habilitación de una perrera. Bueno, vale, está bien pensar en un cobijo para los canes, pero no es menos cierto que eso es todo. Para la historia queda en estas cuatro décadas, un matadero mancomunado como único gran servicio apoyado por la Mancomunidad. Pobre balance si se tiene en cuenta que en sus fines estatutarios figuraban la ordenación urbanística, el servicio del agua, el servicio de recogida de residuos, fomento de industria, construcción de viviendas de protección oficial, creación de centros docentes...