sábado, 17 de marzo de 2012

Abrazos especiales

Eva Alvariño, una ferrolana de la diáspora, de familia muy conocida tanto por la rama de los Alvariño como de los Pérez Lago, presentó ayer en su ciudad natal el libro "De todo corazón. Recetas de infarto", con un auditorio (Sargadelos) absolutamente abarrotado, alrededor de un centenar de personas, y totalmente entregado. Su obra ya fue tratada en este espacio virtual, pero algo que me llamó la atención de la autora fue una afirmación que hizo en público y que de acuerdo con su apreciación tiene que ver con el perfil de los ferrolanos. Dijo que en esta ciudad se abrazaba de una manera especial, que eran unos abrazos diferentes. Según sus apreciaciones son abrazos que se distinguen por la calidad e intensidad. Uno que es un apasionado observador, que no estudioso, de la idiosincrasia local, desconocía este rasgo, pero tomo nota para, en adelante, estar atento y ver si mis sensaciones concuerdan con esta revelación que acaba de hacer Eva Alvariño Pérez. Lo que sí he podido constatar de esta mujer, de una vitalidad y simpatía arrolladoras, es que se emociona, literalmente, cada vez que revuelve en su pasado de adolescente y primera juventud. Se marchó muy joven para Madrid y sus añoranzas están embargadas por una singular sensibilidad. A lo mejor es por eso, también, que la autora de "Recetas de infarto" nota esos abrazos cálidos y peculiares que propician los ferrolanos/as. Y a lo mejor es que esos abrazos son especiales por ser ella quien es, ya que, por lo visto ayer, se trata de una persona extraordinariamente querida. Como para sentirse gratificada y orgullosa de ser ferrolana.