jueves, 15 de marzo de 2012

"De todo corazón"

De todo corazón. Recetas de infarto es el título de un libro que será presentado mañana, viernes, en Sargadelos, a las siete y media de la tarde. La autora es una ferrolana que, tras sufrir un infarto de miocardio, optó por "adaptar esos guisos que tanto le gustaban, para que, sin perder nada de su sabor, se ajustaran a su nueva situación", tal como reza en la solapa del volumen. Es una historia curiosa, la de Eva Alvariño Pérez, porque, además, las recetas que ella nos ofrece, tanto para los que han padecido o padecen un problema vascular como para quienes han de vigilar su colesterol, tienen la bendición de eminentes profesionales pertenecientes a la Sociedad Española de Cardiología. La autora sostiene, porque lo vive, que se puede seguir disfrutando "de unas comidas buenas y sabrosas". Toda una llamada al optimismo para aquellos que ante un diagnóstico o un episodio patológico como los indicados caen en la melancolía, pensando que se acabaron los placeres de la mesa. Lo más habitual es que si una persona tiene la desgracia de ser diagnosticada con una enfermedad rara o grave se incorpore a alguna asociación de la respectiva especialidad o incluso impulse, si no existe, una entidad buscando sumar fuerzas y solidaridad para salir adelante. Sin embargo, Eva Alvariño se ocupó de buscar el lado positivo de su historia y lejos de amilanarse decidió escribir un libro de recetas. Un total de 111 propuestas se suceden por orden alfabético desde acelgas con pimentón hasta verduras asadas y vichyssoise y, para terminar, incluso una concesión al humor y buena disposición al situar como "un premio" los sabrosos callos a la gallega. Al respecto dice "lo escribo muy pequeñito para que no se entere nadie...estos callos son más falsos que Judas y, desde luego, no son cardioeficientes, sino todo lo contrario, pero como hemos sido tan buenos y hemos guardado el régimen tan ejemplarmente, yo creo que por una vez no va a pasar nada". Eva Alvariño lleva muchos años viviendo en Madrid, pero le hace una gran ilusión poder presentar el libro en su ciudad natal. Por allí estaremos, en Sargadelos, formando parte de la mesa.