sábado, 25 de agosto de 2012

El Centro de Estudios de Ferrolterra


Uno que anduvo comprometido con diversas iniciativas de índole social y cultural, quiere dejar constancia de que hubo un momento, hace unos veinte años aproximadamente, que en la ciudad de Ferrol un grupo de personas llegó a reunirse con la intención de fundar el Centro de Estudios de Ferrolterra. Un papel encontrado circunstancialmente me da la pista de este proyecto que yo ya había olvidado. En ese documento figuran las personas que dieron su visto bueno como socios fundadores: J.A. Rodríguez Villasante, Guillermo Escrigas, los hermanos Guillermo y Jorge Llorca, Hermenegildo Franco, Juan R. Silvar, José Luis Aulet, Ramón Loureiro y un servidor. Alguna de las reuniones se celebró en el hotel Suizo. El caso es que incluso se trazó un plan de trabajo, alumbrando la denominada Colección Fontelonga y las primeras ediciones serían de cromos de Ferrolterra, construcción naval, gastronomía ferrolana y ferrolanos. Aquella iniciativa no prosperó y creo recordar que  faltó tal vez brío para liderar la propuesta o la propia heterogeneidad de los socios fundadores pudo lastrar la consolidación de la misma. El caso es que quedó abortada. Me place darlo a conocer porque creo que es un dato para la historia de una ciudad que, como la de Ferrol, posee un rico tejido asociativo y en la que de la misma manera que fraguaron muchos proyectos, sin embargo otros, aun siendo una laudable empresa como es el caso del CEF, han quedado en el tintero. También tenía interés en divulgar la iniciativa por si hubiese quien estuviese interesado en recuperar la idea a la que en teoría y por aquel entonces se le auguraba un prometedor futuro. Centro de Estudios de Ferrolterra es una asignatura pendiente y lo ideal sería que nuevas generaciones de ferrolanos/as tomasen el testigo, aun cuando en la actualidad tengamos muchas veces que prever, ante cualquier proyecto, la dificultad añadida de una crisis, que no parece encontrar fondo y que tiene a la sociedad maniatada.