miércoles, 29 de agosto de 2012

Ana Pastor y el tren al puerto exterior

Creo que la ministra Ana Pastor es de los miembros del Gobierno que tiene más crédito o al menos poco tiene que ver con  la marcada superficialidad de los Montoro, Wert, De Guindos...Ayer cursó visita oficial al Ayuntamiento de Ferrol y después se trasladó a las instalaciones del puerto exterior en donde anunció que las obras de la conexión ferroviaria con Caneliñas, se licitarían sin falta en el último trimestre del año, condicionado a que se concluya el informe de impacto ambiental. Este servicio es fundamental para que el nuevo enclave opere a pleno rendimiento. Es verdad que va a ser una obra costosa por la orografía de los terrenos por donde ha de discurrir, pero es imprescindible. El puerto ferrolano no ha dado más que indicadores positivos a lo largo de los últimos años. Y los sigue dando contra el viento y marea de la crisis. Es la puerta a la esperanza de un futuro mejor para Ferrolterra. La conexión por tren al puerto, el dique flotante para convertir los astilleros en el principal centro de reparaciones navales, el suelo industrial para el asentamiento de empresas -aspecto en el que nos pilló la delantera Narón- y la finalización del proceso de depuración de la ría, eternizado en el tiempo, son los cuatro ejes principales de la actuación pública en esta zona y los cuatro pilares sobre los que construir ese porvenir más halagüeño, menos deprimente que el que estamos a sufrir los ferrolanos en las últimas décadas. De modo y manera que vamos a ver si la Pastor, que además querrá demostrarnos que no pasó en balde por esta ciudad en la que otrora ejerció como funcionaria del Sergas, cumple. Ayer mismo criticaba desde esta columna las medias verdades y falsedades de que están plagados los períodos electorales, de lo que no me retrato, aunque en este caso no empezó la campaña propiamente dicha, pero quizás si tuviera que hacer la excepción, no sin muchas cautelas, la haría y hago con Ana Pastor. El tiempo lo dirá.