domingo, 13 de mayo de 2012

El Galatea en la memoria

Foto publicada en la revista FerrolAnalisis
El Diario de Cádiz, en el número correspondiente al 7 del presente mes inserta un reportaje a toda plana, firmado por Joaquín Benítez, que se hace eco de la iniciativa de un grupo de "galateanos" que a través de internet y otros medios se han lanzado a recuperar imágenes e historias relacionadas con el buque escuela Galatea. La idea, según relata el reportero, fue de un ex jesuita y ex militar llamado Jaume Matamala Blanch. El trabajo periodístico refiere la historia del buque desde que fue comprado por 850.000 pesetas por la Armada española hasta que ya, fuera de uso y a pesar de las diversas iniciativas y proyectos de que se quedara en nuestro país sin que ninguno de ellos fructicara, fue adquirido por ocho millones de pesetas volviendo a su ciudad de origen, Glasgow, y  recuperando su antiguo nombre Glenlee. Matamala y Arminio Sánchez Mora, junto "a las inmensas y entrañables colaboraciones de los antiguos alumnos galateanos", han sido los impulsores de este proyecto de rescatar fotografías, nombres e historias, evitando así que se perdieran para siempre. Dentro del material que han reunido figura el "Cuaderno"  número 15 (2002) y el documento audiovisual que lo acompañaba, editado por El Club de Prensa de Ferrol, junto con la revista FerrolAnalisis. Por su parte, Arminio Sánchez está realizando un trabajo histórico-literario con el empeño de revivir al olvidado velero, mediante relatos de primera mano contados por sus navegantes, quedando todo ello reflejado en www.buqueescuelademaniobrasgalatea.blogspot.com. Entre las anécdotas, el Diario de Cádiz señala que los propietarios actuales del barco han intentado recuperar el mascarón original que permanece expuesto en A Graña (Ferrol) y al no conseguirlo encargaron una réplica por 12.000 euros. La respuesta española fue, en tono de sorna, que no devolverían el mascarón mientras los británicos no devolvieran Gibraltar. Vemos, pues, como el entrañable Galatea sigue viviendo en los corazones y en la memoria de muchas personas que, a pesar de la ausencia del buque, pretenden reconstruir las mil y unas historias que lo envuelven. ¡Oh, Galatea! tú eres el barco mejor/tú te cimbreas entre babor y estribor/las olas te agitan desde la roda al timón/y tus marineros cantan una canción de amor...."