lunes, 2 de septiembre de 2013

"Ahí va, en nombre de todos los vecinos"


Plaza de Amboage con la estatua del marqués
en el centro, en la que se ve el rectángulo
en el que el concejal lanzó el ramo de flores
Acaba de celebrarse el San Ramón con cuyo motivo se rinde tradicionalmente memoria al filántropo Marqués de Amboage. Pues resulta que -leo en Ferrol Diario del año 1978, sección "A los cuatro vientos"- hubo un año, década de los cincuenta del siglo pasado, que no sólo no se celebró la ceremonia cívica en honor de Pla y Monje, sino que -el periodista no relata las causas y vanos fueron mis intentos de encontrar el acuerdo plenario en los boletines municipales que se editaban a la sazón- se prohibió tajantemente depositar flores al pie de la estatua erigida en la plaza de su nombre. El caso es que, llegado el día 31 de agosto, numerosas personas se concentraron en el mencionado espacio público, más pendientes de ver si había algún osado ciudadano que transgrediese la norma, que de honrar al marqués. Al menos eso especulaba el cronista de Ferrol Diario. Pues bien, dio en venir por la plaza el concejal Manuel Bouza Montero, edil durante 18 años de las distintas corporaciones que se fueron sucediendo, y en la mano portaba un ramo de flores. Un agente de la Policía Municipal le advirtió de la prohibición de realizar ofrenda floral alguna y Bouza Montero giró emprendiendo la retirada al tiempo que lanzaba el ramo dentro de un rectángulo cerrado por verja metálica que protegía el pedestal, al grito de "Ahí va, en nombre de todos los vecinos". El narrador dice que inmediatamente fue ingresado en un calabozo que existía en el propio edificio consistorial, "por mandato directo de la autoridad competente", bajo multa de quinientas de las antiguas pesetas, que no estaba nada mal para la época de que hablamos, sobre el año 1957/58. Es un episodio curioso que me gustaría descifrar porque, aunque la figura del gran benefactor no dejó de estar sometida a controversia por un supuesto pasado oscuro en la emigración en la que hizo una gran fortuna, lo cierto es que la procesión cívica y ofrenda floral tienen como fecha de partida el 31 de agosto de 1895.