sábado, 31 de agosto de 2013

Martín Ferrand, maestro de periodistas


Martín Ferrand, en el ciclo inaugural del
Club de Prensa de Ferrol el 9 de octubre
de 1987, presentado por Bieito Rubido
No lo llegué a tratar personalmente, salvo alguna que otra ocasión en que coincidimos, pero sí conozco su trayectoria profesional. Como periodista ha sido capaz de dominar magistralmente los tres medios (periodista total): la prensa escrita, la radio y la televisión. Sería suficiente, porque no es lo común, para valorar su talla y talento. Ahora bien, parafraseando a Jesús "por sus obras les conoceréis", en este caso por su verbo, he de confesar que me alineo con los que no se alinean y Manuel Martín Ferrand era uno de ellos. Este distinguido colega que ayer rindió su etapa final, a los 72 años, víctima de un cáncer, era de los que reivindicaban con sonoridad el ejercicio del periodismo crítico, lejos de las servidumbres partidarias. Hoy, más que nunca, tan usual como es trasladar el parlamento a un estudio de televisión, en el que, salvo raras excepciones, periodistas del PP y del PSOE escenifican el debate bipartidista, se hace más necesario que nunca recuperar el valor de la imparcialidad que, realmente, es el que da mayor credibilidad a nuestro oficio. Es tema en el que insisto e insistí en cuantas ocasiones tuve la oportunidad de hablar en público y en privado. Para el anecdotario quiero recordar que Martín Ferrand fue uno de los periodistas que arriesgó decididamente en el período de la transición y como tal fue invitado en los albores de la democracia a impartir una conferencia en Ferrol, acontecimiento que registró un lleno hasta la bandera. Además, fue también uno de los primeros espadas de la comunicación que reunió el Club de Prensa de Ferrol en el año 1987 con motivo del ciclo inaugural en el que también participaron Ónega, y Balbín, entre otros, jornadas que abriera el ilustre escritor y académico ferrolano Gonzalo Torrente Ballester. Lo previsto era que la mesa estuviera participada por Martín Ferrand y Eduardo Sotillos, pero este comunicó a última hora que no podía concurrir. Por cierto, en aquella ocasión Manuel Martín fue presentado, en el abarrotado auditorio de Caixa Galicia, por el cedeirés Bieito Rubido, hoy director de ABC en el que el fallecido compañero vino, hasta prácticamente el día de su óbito, (periodistas que mueren con las botas puestas) firmando una interesante columna. Lamento la muerte de este gran profesional, coruñés de nacimiento, maestro de periodistas, muy laureado a lo largo de su brillante carrera. Entre los muchos galardones, recibió en el 2010 el Premio Diego Bernal que otorga la Asociación de Periodistas de Galicia, con sede en Santiago de Compostela.