domingo, 18 de agosto de 2013

Hará 60 años en septiembre, Franco inauguraba el nuevo edificio consistorial en la plaza de Armas y alertaba a los ferrolanos de que no todos podían vivir de los Presupuestos Generales del Estado



A la izquierda, la plaza de España, al centro Franco en loor
de multitudes y a la derecha saludando desde el balcón del
inaugurado Palacio Municipal. (Fotos copiadas del "Boletín de
Información Municipal")
El general Francisco Franco había dicho a los ferrolanos en 1953 que era necesario promover industrias auxiliares y complementarias porque "80.000 almas (la población de entonces) son muchas para pretender vivir de los Presupuestos del Estado". Esto declaró en el curso de la inauguración del Palacio Municipal se van a cumplir el 14 del mes que viene sesenta años. También resaltó el dictador en esa fecha y ante muchos de sus paisanos que lo victoreaban "tenéis la suerte de ser la primera población de España en la que empezó a desaparecer el problema del alojamiento". Se refería a la reciente construcción de mil viviendas protegidas, las conocidas popularmente como "Casa Baratas". El año 1953 fue año de hitos importantes en la historia de Ferrol. El "Caudillo" había presidido las inauguraciones del sanatorio antituberculoso de Catabois (Novoa Santos, hoy) y la plaza de España, ese espacio con el que no han parado de ensayar obras y más obras las diversas corporaciones democráticas, a raíz precisamente de ser trasladada la estatua ecuestre del "Generalísimo", episodio que parece haber traído el "meigallo" al recinto, convertido en un saco sin fondo para los presupuestos municipales. Volviendo a las solemnidades  a que nos referimos, el discurso del alcalde, a la sazón  Alcántara Rocafort -que no hace mucho que falleció nonagenario y que fue uno de los impulsores del trofeo veraniego de fútbol Concepción Arenal- recogido en el "Boletín de Información Municipal Año 1, Núm 1, de diciembre de 1953" nos sirve, al recordar la efeméride, para ver en qué situación se encontraba la ciudad por aquellas fechas. Según el primer edil, Ferrol había pasado de los 8.000 habitantes iniciales "a los 80.000 de estos días, siendo la tercera ciudad de Galicia". Destacó que en el período de diez años había sido pavimentado el 70% de las calles, se había levantado la barriada del Pilar, campos de deportes, grupo escolar, Parque Municipal...y cifró el futuro inmediato en el abastecimiento de agua, la construcción del Parador de Turismo, la materialización de la carretera de As Pías, así como la terminación del ferrocarril Ferrol-Gijón "por lo menos en el tramo Ferrol-Mera". El orador se prodigó en la hipérbole sin contención alguna, como no podía ser de otra manera. Abundó en los elogios del que "era hijo predilecto de la ciudad y  figura histórica que ha reverdecido para la Patria los lauros inmarcesibles de los días gloriosos".