miércoles, 25 de septiembre de 2013

Andrés A. Comerma, autor del Dique de la Campana, realizó también el proyecto de un túnel submarino que conectaría Europa con África en 1883, hace ahora 130 años, a través del Estrecho de Gibraltar


El Dique de la Campana, proyecto desarrollado por el general
ingeniero Andrés Avelino Comerma
Las Naciones Unidas apoyan la realización de un túnel bajo el estrecho de Gibraltar por un importe de 5 mil millones de euros. Este proyecto ferroviario se inició en el período de Hasan II con el Rey español en junio de 1979. Hasta aquí los términos en los que aparecía la noticia en el pasado mes de julio. Al hilo de esta información tengo interés en recuperar la memoria histórica y recordar que precisamente se cumplen 130 años de que el ingeniero catalán, ferrolano de adopción, Andrés Avelino Comerma redactara ya este proyecto que, finalmente fue tumbado por las autoridades españoles, temerosas de despertar suspicacias en los medios gubernamentales británicos.  Fue en el año 1833 cuando, al llegar a Londres como comisario para dirigir las obras de la sección española de la Exposición Internacional de Pesca, puso en marcha la idea. El general ingeniero escribió "había visto las comenzadas y no seguidas obras del túnel de la Mancha y entreví la gloria y la grandeza de nuestra querida España si esta acometiese y realizase la empresa, desde luego atrevida, colosal..." En el desarrollo del proyecto jugó un papel importante Bernardo García, director y propietario del periódico La Discusión, de Madrid. El coste de la obra fue valorado en 300 millones de pesetas. El autor del Dique de la Campana (Arsenales de Ferrol) elaboró un amplio informe -una copia la posee el que esto suscribe- con aportación de todo tipo de detalles y vicisitudes que sufrió en la defensa del túnel submarino Europa-África, de 19 kilómetros, que, finalmente, quedó en el cajón. En el discurrir del tiempo, otros han querido apropiarse de la idea, si nos atenemos a un escrito dirigido por las hijas al Gobierno en 1932. "Con este escrito acompañamos las más indispensables copias de documentos del archivo de Comerma que por si solas bastan para sostener cuanto dejamos dicho sobre la usurpación de méritos que solo a nuestro padre corresponden". Andrés Avelino Comerma pasó una buena parte de su vida en Ferrol, su "segunda patria", en donde impartió docencia, puso en marcha iniciativas, escribió en los almanaques y anuarios de principios del siglo pasado, investigó y se integró ejemplarmente en la sociedad ferrolana. Además de cumplirse el 130 aniversario del referido proyecto, hace justo también cien años en que el pueblo ferrolano le rindió por estas fechas un homenaje para cuya realización pidió el general Comerma que se abandonase todo tipo de parafernalia oficial y se redujese a un acto sencillo. En la sala de sesiones, cuando le correspondió el turno de palabra, el homenajeado dijo que le parecía exagerado el agasajo "porque si algo hice por Ferrol fue porque lo creía una obligación".