miércoles, 2 de abril de 2014

Fallece el periodista Ángel Padín Panizo

Ángel Padín me entrega un presente en la fiesta del patrón
de los periodistas (2012) que organiza anualmente la
Asociación de la Prensa de A Coruña
.
La mala noticia me llegó cuando apagaba el ordenador bien entrada esta noche pasada. En una última visita a las cuentas del correo, la Asociación de la Prensa de Coruña (APC), de la que soy socio, me comunicaba el fallecimiento del veterano periodista coruñés Ángel Padin Panizo. Casualmente, tal como se refleja en la foto, fue el encargado de entregarme la distinción que esta asociación otorgaba a quienes cumplían los 25 años de fidelidad. Fue en el 2012, creo recordar. Entonces el patrón San Francisco de Sales (tradicional cocido) se celebraba en la Sociedad Hípica coruñesa. Ángel Padín me dio un abrazo, me felicitó y me preguntó ¿Qué tal por Ferrol? No era en vano su curiosidad, ya que el ahora fallecido compañero estaba muy vinculado a esta ciudad, porque fue en esta plaza delegado de El Ideal Gallego y, sobre todo, porque estuvo casado -ella falleció hace unos cuantos años- con una periodista ferrolana, Olga Cristina Viaño. Era una persona entrañable y exquisitamente servicial. Siempre le agradecí -él escribía a la sazón en La Hoja del Lunes de La Coruña- los documentos que me facilitó sobre el médico, escritor y poeta Álvaro Paradela (Amaro Orzán), con el que Padín mantenía una estrecha relación y al que hacía siempre las correspondientes recensiones a la publicación de los "Cuadernos de Amaro Orzán". Del comunicado de la APC entresaco algunos datos de su brillante y dilatada trayectoria. Angel José María Padín Panizo estudió periodismo en la antigua Escuela de Zurbano (Madrid), que dirigía el escritor Juan Aparicio, embrión de lo que luego sería la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense. Finalizó sus estudios en el curso 1956-57 y posteriormente se licenció en la citada Facultad, donde realizó los cursos de Doctorado en periodismo. Tras incorporarse a La Voz de Galicia, (donde realizó las correspondientes prácticas), Hoja del Lunes de A Coruña y El Ideal Gallego, fue delegado de este último diario en Santiago y Ferrol. En 1966 se incorporó al diario madrileño ABC después de ganar una oposición para redactores, y un año y medio después se trasladó a Vitoria como redactor jefe de un nuevo periódico que por entonces se editaba en aquella ciudad, el Norte Express, que sustituía al veterano Pensamiento Alavés, y que dirigía Felipe García de Albéniz. En este diario también estuvo a las órdenes del veterano periodista y escritor Ramón Sierra. Una vez en marcha el nuevo periódico regresó a su tierra natal para incorporarse nuevamente a La Voz de Galicia con la categoría de redactor jefe de la edición de A Coruña. Después de este nuevo periodo en el rotativo donde había comenzado, en 1985 fue nombrado director de El Ideal Gallego, donde permaneció hasta 1988. Fue entonces designado delegado de ABC en Galicia y en 1990 pasó a ocupar el cargo de director del gabinete de prensa de la Universidad de A Coruña, en la que permaneció durante el mandato de José Luis Meilán Gil. En los suplementos de Cultura de La Voz de Galicia, ABC y Blanco y Negro publicó numerosos trabajos sobre artistas y exposiciones de arte en Galicia y es autor de varios libros sobre diversos aspectos de la vecina ciudad coruñesa. Además de vicepresidente y posterior presidente de la Asociación de la Prensa de La Coruña, Ángel Padín fue el primer presidente de la Federación de Asociacións da Prensa de Galicia. Estaba en posesión de varios premios, entre ellos, medalla de bronce de Galicia. Descanse en paz el amigo y compañero.