jueves, 10 de abril de 2014

Semana Santa en fotos

Las fotos, de Ramos Ardá, concurrieron a la primera edición (1989) del
certamen Galicia en Foco, que convoca anualmente el Club de Prensa
de Ferrol
Una Semana Santa que ya tiene la categoría de internacional bien puede y debe convocar un concurso de fotografías para los aficionados. Si se mira, a través de internet, las ciudades que gozan de un acontecimiento de prestigio como puede ser el caso, en casi todas se fomenta la sensibilidad y la vena artística de muchos ciudadanos y ciudadanas que son aficionados a la fotografía. Y, sugiero yo, luego con esas fotografías, o una selección de las mismas, se puede montar una exposición en los prolegómenos de la Semana Santa del año siguiente contribuyendo de esta manera a su realce, propagación, prestigio y a preparar el ambiente. Los desfiles procesionales son riquísimos en matices de todo tipo: el penitente que camina descalzo con la cruz a cuestas y arrastrando los grilletes, el niño que se implica, los hábitos, los tronos y su cromatismo, los gestos, la multitud que se agolpa en las calles...y así podía continuar describiendo hasta cansaros posibles motivos. Y me detengo en este aspecto, que a lo mejor para muchos es irrelevante, porque a lo largo de mi vida profesional y teniendo en cuenta que en la semana de la Pasión poca materia prima informativa hay más que las procesiones, en innumerables ocasiones he tenido que fijarme y acaso seleccionar  fotos con las que cubrir las páginas del periódico, siempre buscando la originalidad o la vistosidad o el impacto visual con cualquier detalle que al quedar atrapado por el ojo del profesional cobra valor noticioso o infomativo. Y a fe que el material que se reúne es digno de destacar cualitativa y cuantitativamente. Una prueba del valor que tiene la fotografía en la Semana Santa es que casi todos los años, los fotoperiodistas que concurren al certamen Galicia en Foco remiten algún documento relacionado con este anual acontecimiento, fundamentalmente los reporteros gráficos ferrolanos porque es aquí en donde se celebra la mejor de Galicia y una de las mejores semanas de España, como queda probado con el nivel que ha alcanzado a lo largo de las últimas décadas. He recurrido al primer catálogo de Galicia en Foco, estamos en el año 1989, y vemos como el propio fotoperiodista ha seleccionado cuatro aspectos, rehuyendo de las multitudes, de los tronos más ornamentados, las imágenes más veneradas, etc. que eso no quiere decir nada, porque también se pueden obtener documentos de una plasticidad extraordinaria con momentos como el Santo Encuentro en la plaza de Armas abarrotada de público, por citar un ejemplo. Simplemente lo que quiero subrayar es que hay infinidad de opciones, todas buenas, y lo que trato es de convencer a los organizadores para que en años venideros se convoque un concurso de fotografías que seguro que dará resultado y será muy provechoso.