viernes, 25 de abril de 2014

Noia recordó al médico, escritor y poeta Álvaro Paradela en las Letras Galegas del año 1980

La villa de Noia rindió honores a Álvaro Paradela a los cinco meses de haber fallecido
No dejo todavía al personaje sobre el que ya escribí y seguiré escribiendo. Se van a cumplir 34 años, fue el 17 de mayo de 1980, pocos meses después de su trágico fallecimiento en accidente de circulación, la villa de Noia tenía su particular figura para las Letras Galegas, Álvaro Paradela (A Coruña, 1911-Narón de Ferrolterra, 1979). La RAG se lo había dedicado a Alfonso X el Sabio. El Liceo de aquella localidad, de la que eran sus ascendientes -el escritor nació en A Coruña -organizó con tal motivo una muestra bibliográfica del 17 al 24 del mencionado mes. Para la ocasión, la dirección general de Correos concedió un matasellos especial para los días 19, 20 y 21 con la efigie de Paradela y unos motivos alusivos al "Día das Letras Galegas" y a la Medicina, según un proyecto del dibujante y filatélico pontevedrés Santiago Rosales Ardá. En la muestra bibliográfica colaboraron, entre otras entidades y editoriales, el Patronato Rosalía de Castro, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Ediciós do Castro, Galaxia y Akal Alianza Editorial. Como novedades interesantes -destacaba una reseña de prensa de la época- figuraban los libros "Escudos de Noya" y "El escultor Felipe de Castro", obtenidos con la colaboración del CSIC. Asimismo, la revista Encrucillada. En un sobre editado en aquellas fechas, al remite, se incluía una aportación de Manuel Fabeiro Gómez que explicaba los vínculos de Paradela Criado con la villa noiesa. Decía que sus antepasados, por parte de padre, procedían de la comarca de Santa Cristina de Barro, cerca de Noia. Su padre era "maestro de obra prima". Recordaba Fabeiro que A. Paradela se sentía noiés. En muchas cartas que escribió a sus amigos firmaba como "fillo de noiés". Traigo a colación este recordatorio de la villa de Noia precisamente porque la figura y obra del médico, escritor y poeta, además de columnista de prensa, ha quedado sumida en el olvido, dentro del mundo de la literatura gallega. No obstante, es de justicia citar algunas excepciones. La Asociación de Prensa de A Coruña lo incluyó en un libro catálogo de periodistas coruñeses a raíz de cuya mención, la corporación de la vecina ciudad decidió darle el nombre a una calle que ignoro si llegó a inaugurarse oficialmente. En Narón se le dió el nombre a una plaza y en Ferrol, la Sociedad Artística Ferrolana (SAF) le da el nombre a un concurso de relato corto. Un resumen de su obra y aspectos biográficos están contenidos en "Diálogos con Álvaro Paradela. Ensaio, poesía e xornalismo", de mi autoría, editado dentro del sello "Documentos FerrolAnalisis" del Club de Prensa de Ferrol (2002).