viernes, 4 de abril de 2014

Hace 35 años: primera corporación democrática

A la izquierda foto de familia de la primera corporación democrática y a la derecha, el veterano concejal
Bastida Pozo entrega el bastón de mando a Jaime Quintanilla Ulla, ambos ya fallecidos.
"Ganó la Izquierda", era el titular a cinco columnas de la portada del Ferrol Diario, tal día como hoy, hace 35 años, dando cuenta de los resultado de las primeras elecciones locales democráticas, celebradas el día anterior, 3 de abril. La correlación de fuerzas se presentaba claramente favorable a una estratégica alianza de socialistas y comunistas, como así resultó luego. La alegría era desbordante. El que iba a ser el primer alcalde democrático, Jaime Quintanilla Ulla, en la noche de las elecciones, una vez conocidos los resultados, se paseó por las sedes del PSOE, PCG y UG, que encabezaba su hijo, Xaime Quintanilla Rico, en aquel momento presidente del Ateneo Ferrolán. En declaraciones al rotativo local, Quintanilla Ulla confesaba que sentía una alegría enorme, celebración que secundaba su propio hijo. Atrás quedaba la UCD, que siguió en número de votos al PSOE, pero con nula posibilidad de poder formar gobierno con CD (Coalición Democrática), luego AP y hoy PP, por no alcanzar el número de escaños. Si hacemos un poco de memoria, recordaremos que los socialistas lograron 9.765 votos (8 concejales), UCD, 8.843 votos (7 ediles), el PCG, 6.736 votos (5), UG, 4.759 votos (3 concejales) y CD, 3.387 votos (2 concejales). Aquí empezaban las alternancias de gobiernos de izquierdas con los de derechas en la proporción de 13/12 que se volvería a repetir hasta que el actual gobierno del PP que lidera el alcalde José Manuel Rey, rompió la tendencia histórica consiguiendo la mayoría absoluta. Fueron excluidas las formaciones B.P.-NG, que obtubo 1.497 votos, PTG-ORT, 371 y MCG, 174 votos. La abstención, pese a ser los primeros comicios locales, que se suponía que reflejarían la ola de la libertad, tras el fin de la dictadura, alcanzó la cifra del 45%. A la elección de alcalde se llegó sin haber acuerdo entre socialistas y comunistas para las tenencias de alcaldía, si bien con posterioridad el PSOE acabó cediendo la primera tenencia de alcaldía al Partido Comunista de Galicia, a lo que la UCD que dirigía el constructor Jesús Corzo, arremetió contra los acuerdos: "esto no es un pacto de la izquierda sino un frente popular". De esta manera echaba a andar la primera corporación elegida por sufragio popular, después de cuarenta años de dictadura pura y dura.