domingo, 27 de abril de 2014

Manuel Pérez Grueiro: bibliotecario de bibliotecarios y referente humanista de compromiso con la cultura

Manuel Pérez Grueiro luciendo la placa de su homenaje, flanqueado por el
alcalde actual (izda) Ignacio Cabezón, y el anterior, Carlos Pita. La foto es
de
"Galicia Ártabra Digital"
Manuel Pérez Grueiro, un hombre que desdobló su compromiso personal volcándose no solo en el ejercicio profesional de bibliotecario sino como escritor y activo dinamizador cultural sin desatender su "vis" periodística, labores que desarrolló desde la vecina e histórica villa de Neda, acaba de recibir un homenaje ante la proximidad de su jubilación. Y hubo que pillarlo por sorpresa, en el marco de las jornadas literarias que acaban de celebrarse sobre la figura de Alessandro Manzoni. Y esto es así porque Pérez Grueiro rehúye de los protagonismos, se mueve en el perfil de los grandes humildes, de los que conciben el compromiso como una militancia, como un deber cívico, de entrega incondicional, esto es, sin esperar nada a cambio, actitud de honestidad que enaltece todavía más su rica y brillante trayectoria. Lo recuerdo recién retornado de Uruguay, es hijo de emigrantes, integrándose en el equipo de profesionales y colaboradores de La Voz de Galicia. Hablo de principios de la década de los ochenta. Manolo, siempre  atento a la vida cultural, social e intelectual del espacio en el que se movía, nos mandaba habitualmente sus crónicas por teléfono y nos visitaba a menudo para transmitirnos y comentar sus inquietudes e iniciativas, presidido su comportamiento por ese sello de discrecionalidad que lo caracteriza. A lo largo del desempeño profesional mantuvo en todo momento una estrecha relación con los medios de comunicación. Conocía bien el paño. Hoy un hijo, Marcos Pérez Pena,  le sigue los pasos y ejerce el periodismo digital en Praza Pública. Al resumir su curriculum y su trabajo como biliotecario, María Jesús Rico (M.J.R.) escribe en Diario de Ferrol "Con Grueiro á cabeza, cambiouse a concepción destes centros como almacéns de libros e convertéronse en focos da animación cultural das súas vilas, logo do páramo franquista, e nun lugar atractivo para os nenos e, a partir de aí, tamén do resto da familia. Comezou Neda e, tras dela, senlleiros exemplos en toda a comarca. Algún bibliotecario tense referido a Grueiro como “o pai de todos nós”. (Con Grueiro a la cabeza, se cambió la concepción de estos centros como almacenes de libros y se convirtieron en focos de animación cultural de sus villas, luego del páramo franquista, y en un lugar atractivo para los niños y, a partir de ahí, también del resto de la familia. Comenzó Neda y, tras de ella, singulares ejemplos en toda la comarca. Algún bibliotecario se tiene referido a Grueiro como "el padre de todos nosotros".) Manolo P.G. desplegó también su talla humanista como asesor cultural del Ayuntamiento de Neda desde cuyo puesto promovió numerosas actividades, entre ellas fue impulsor de la Revista de Neda, que recoge estudios históricos, ensayos e informaciones de interés sobre la citada villa, y paladín de la recuperación del Camino Inglés a Santiago de Compostela. Empezó con Carlos Pita de alcalde y ahora se jubila con Ignacio Cabezón, ambos, exregidor (PSOE) y primer edil actual (PP), estaban, cómo no, en el homenaje que se le rindió el pasado fin de semana, agasajo y honores a los que me uno desde estas líneas y estoy seguro que nos unimos muchos amigos y compañeros que tenemos el privilegio de gozar de su aprecio y amistad.