domingo, 29 de diciembre de 2013

Las inocentadas, de ayer a hoy


A la izquierda el recorte de Ferrol Diario, 28 de diciembre de 1974, y a la derecha
el del digital Ferrol360, de fecha de ayer, con sendas inocentadas
Ayer, día de los Inocentes me he dado un "paseo", "a todo filispín" (velozmente) como decimos en Ferrol, por la prensa local para ver si el sentido del humor y la tradición circulaban, ntes como ahora, por las páginas de los periódicos. Existen diversas opiniones al respecto. Hay quien cree que no procede que el papel prensa o los medios de comunicación, en general, induzcan a la inocentada porque se pueden herir susceptibilidades e incluso provocar algún posible daño. Otros, por el contrario piensan que se si se hacen las inocentadas con el debido tacto, caben perfectamente en los titulares del día 28 de diciembre. Para echar una mirada a un siglo atrás, o algo más, recurrí a El Correo Gallego, a la sazón periódico local (se vendió a una empresa de Santiago en el año 1938) y no hice grandes hallazgos. Se hacía referencia a la fecha en tono jocoso, pero no se gastaban inocentadas. Por ejemplo en el año 1883, hace 130 años, encuentro un suelto que dice "Antes de las 10 de la noche de ayer (28 de diciembre) estaban chamuscando un cerdo en la plaza de Armas. Esta noticia no es de inocentes. Lo advertimos para que nuestros lectores no crean que gastamos inocentadas con las ordenanzas municipales". En otro lugar, en la misma línea que el anterior, leemos "ayer tarde cuando era mayor la aglomeración de gentes en el muelle que acudía a la espera del vapor de la Coruña, se cambiaron dos tiernecitos carreteros algunas docenas de bofetadas con toda la tranquilidad del mundo. Como ayer era día de inocentes, nada tiene de particular que los dos muchachos contendientes celebrasen el día". En el 1893, diez años después, El Correo Gallego relata un episodio acontecido en el Mercado "Por mor de los Inocentes hubo ayer en el Mercado Central un escándalo de los de primera". Cuenta que una "criada de servicio" hizo la compra de varios géneros diciéndole a la revendedora "Los santos inocentes se lo vendrán a pagar". La comercianta se descalzó una zueca y se dirigió a la "inocente doméstica" que pretendía escurrirse", protestada por los concurrentes, que tomaron partido por la vendedora. Remata la historieta "El Herodes municipal puso al fin paz y orden en el gallinero". Si nos acercamos en el tiempo, del añorado Ferrol Diario (1969-1981) extraigo una inocentada que llegó a enojar a algunos ciudadanos. Hubo quien la calificó de cruel porque se jugaba con la necesidad de las personas. Como se ve en el recorte que adjunto, y en el que se piden disculpas a los posibles incautos, se instaba a la solicitud de unas viviendas sobrantes del polígono de Caranza. Obviamente, hubo ciudadanos que "picaron" y acudieron al Ayuntamiento para cumplir el falso trámite. Esto ocurría el 28 de diciembre de 1974. Al año siguiente, el mismo diario sacaba en portada que se había caído la muralla del parque municipal, algo creíble pero al propio tiempo inocuo, que al día siguiente aclaraba. Situados en la actualidad, ayer observé que el digital Ferrol360 abría con la inocentada del popular personaje "Pacharita", que se presentaría a las elecciones municipales de 2015. En este caso lo grotesco de la propia noticia inducía a pensar en la inocentada, pero además, en la misma información se revelaba que era una inocentada. Es decir, exquisito el tratamiento. Sigue siendo costumbre pegar o colgar el monigote blanco en la espalda del amigo o compañero, modificarle la hora en el reloj, etc. Entre los periodistas, personalmente recuerdo que hace muchos años, al finalizar una convocatoria de prensa en el Parador de Turismo, uno de los colegas dijo: ¿Sabéis lo del accidente en San Sadurniño"? Todo el mundo perplejo y el interpelante continúa "fue un camión y hay muertos. Yo voy para allá". Hubo quien "picó" e hizo el viaje en balde. A la vuelta juraba en arameo.