lunes, 29 de abril de 2013

El tren de la alegría: recorrido triunfal



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El tren inaugurando el tramo Betanzos-Ferrol,
 a su paso por la estación de Pontedeume
 
Habíamos quedado en que los excursionistas ferrolanos se encontraron con una fría acogida en Betanzos a donde acudieron muy de mañana el día 5 de mayo de 1913 para hacer el viaje de regreso que sería el que oficialmente estrenaba la línea ferroviaria Ferrol-Betanzos o viceversa, que tanto monta. Pues bien, a las nueve horas se ponía en marcha el convoy en dirección a la ciudad departamental.

 Pontedeume: no hubo salutación

 Relata el cronista "tanto a la ida como al regreso del tren las comisiones que iban en éste no recibieron salutación alguna en Pontedeume, aunque los testimonios gráficos dan fe del númeroso público congregado en la estación, una de cuyas fotos reproducimos con este segundo post, que publico en el marco del centenario de la inauguración del tramo mencionado.

 Maniños: Palmas y vivas

 Sin embargo, al llegar a Maniños, los excursionistas ferrolanos expereimentaron una viva alegría al verla invadida por considerable número de personas. Cuando se detuvo el tren, "bellísimas señoritas arrojaron flores a los coches, sonaron palmas y vivas a Ferrol, al ferrocarril y a la Comisión Popular que viajaba en el convoy".

 Perlío: la más hermosa nota

 La llegada a Perlío, dice El Correo Gallego que constituyó "la más hemosa nota para todos los excursionistas. El pueblo hallábase aglomerado en la estación y sus cercanías, esperando con rostros rebosantes de contentamiento". Los vecinos al divisar el tren prorrumpieron en vivas a Ferrol, a Perlío y a la Comisión Popular, vivas que fueron contestados por los expedicionarios.

 Fene: agitación de gorras y pañuelos

 El convoy prosigue su itinerario "y al pasar el tren por el pintoresco Fene veiase en gran extensión de la vía considerable número de vecinos". Las campanas de la iglesia se hicieron oír prolongadamente. Las gentes no cesaban de agitar gorras y pañuelos.

 Neda: quema de gran número de fuegos

 En Neda, con el Ayuntamiento a la cabeza, veíase congregado en aquella estación a todo el pueblo. "Aquellos laboriosos, pacíficos habitantes, al ver el tren no cesaban de gritar viva Ferrol, viva el tren, viva Neda". Quemaron gran número dev fuegos, las campanas fueron echadas al vuelo, el Ayuntamiento cumplimentó a las comisiones popular y de festejos y estas lo invitaron a acompañarlas hasta Ferrol.

 O Couto: indecible número de campesinos

 En O Couto, los excursionistas vieron a gran número de personas, se oyeron las campanas y estruendosos fuegos. Hasta llega a Ferrol, a uno y otro lado de la vía,  "hallábanse indecible número de campesinos que no cesaban de dar vivas a Ferrol y al tren, aplaudiendo grandemente".