sábado, 27 de abril de 2013

Betanzos de los Caballeros no brilló por su caballerosidad


Ferrol es sede de los actos conmemorativos del centenario de la inauguración del ferrocarril Ferrol-Betanzos, acontecimiento que hace un siglo dio lugar a grandes fastos al hacerse coincidir también la botadura del acorazado Alfonso XIII y la inauguración de uno de los diques con que hoy cuenta la antigua Bazán (Navantia). He leído la crónica que obra en la hemeroteca de El Correo Gallego, a la sazón periódico ferrolano -fue comprado y pasó a tener su sede en Santiago en el año 1938- y a fe que contiene cosas curiosas. Recoge el relato que el día 5 de mayo, una comisión ciudadana partió de Ferrol hacia Betanzos, en tren, para desde allí hacer el recorrido a la inversa en tono triunfal y festivo. Según el relato, no todo fueron manifestaciones júbilosas y concentraciones multitudinarias. La comisión se encontró con una fría acogida en la ciudad de Betanzos. Leamos: "A las 8 de la mañana hizo alto el tren en aquella estación (Betanzos). Los excursionistas en número de 400, precedidos de la brillante banda (de música) de Marina, dirigiéronse a la ciudad. En la plaza Principal hízose oír la mencionada banda. En todos los viajeros originó impresión desagradable el que la llegada del primer tren a aquella ciudad fuera acogida friamente". Continúa el periodista su información para subrayar que Matías Usero, vicepresidente de la Comisión popular, "pronunció unas breves frases" tratando de justificar la ausencia de autoridades betanceiras con el hecho de que el alcalde no gozaba de buena salud y esto hubiera impedido que "iniciara un movimiento popular que pusiera de manifiesto el activado regocijo de Betanzos". No obstante, momentos antes de arrancar el convoy presentáronse dos concejales a los miembros de la comisión cívica y de festejos para disculparse de la frialdad de las autoridades de aquella ciudad y "ofreciéronse para venir a Ferrol con las nombradas comisiones, ofrecimiento que fue aceptado". Continuaré en los próximos días ocupándome de la inauguración de la línea ferroviaria Ferrol-Betanzos. El acontecimiento histórico y anecdotario creo que vale la pena recuperarlo. Por otro lado, con estas aportaciones no hago más que sumarme a las iniciativas que estos días se vienen llevando a cabo por los Amigos del Ferrocarril en colaboración con las instituciones locales.