jueves, 25 de abril de 2013

El Cura Cuco Ruíz de Cortázar (1931-1978)


Eliseo Ruíz de Cortázar
Se cumplen 35 años del fallecimiento del cura Cuco Ruíz de Cortázar, cuya labor pastoral dejó honda huella en la sociedad ferrolana. A su sepelio, celebrado el 24 de abril de 1978, acudió un gran contingente de personas, según consta en la hemeroteca de Ferrol Diario (1969-1981). "Una multitud acudió a rendir el último adiós, a quien supo en vida ser amigo de todos, por eso en las coronas de flores lucían lazos de asociaciones vecinales, organizaciones sindicales, entidades de todo tipo, así como ramos de flores portadas por numerosas personas de todas las clases sociales",  dice la crónica de los oficios fúnebres. El cura Cuco, su nombre real era Eliseo, que falleció prematuramente a los 47 años de edad, procedía de una familia de la pequeña burguesía ferrolana, condición social a la que renunció para preocuparse de los más necesitados, de los obreros explotados, de familias en exclusión social, etc. Era hombre de un carisma arrollador, de una simpatía y bonomía que resplandecían en su perfil de manera natural. En el año 2009 se editó un libro en el que se recogían gran cantidad de testimonios, todos los cuales tenían como denimador común los generosos adjetivos que merecía su trayectoria humana y sacerdotal. Yo mismo escribí para esa obra (Cuco Ruíz de Cortázar. Una voz para un Tiempo de Silencio) una modesta aportación que, traducido del gallego, decía entre otras cosas, "tenía un talante exquisitamente conciliador, de suma afabailidad y educación en el trato. Era un hombre culto, íntegro y bueno. Su gran preocupación, los más débiles. He ahí toda una doctrina de la vida o para la vida". Enmarqué la trayectoria de Cuco Ruíz de Cortázar en la doctrina del Vaticano II, que marcó a muchos curas que deseaban romper con el viejo concepto de la iglesia dogmática, arrimada al poder y a las clases dominantes. Este sacerdote ferrolano estuvo vinculado a las Juventudes Obreras Cristanas (JOC) y a las Hermandades Obreras de Acción Católica (HOAC). El teólogo Chao Rego escribió "joven de la burguesía ferrolana que se supo desclasar al revés, descendiendo al infierno de la lucha por las causas aparentemente perdidas". Hoy, tres décadas largas después de su muerte quede este reuerdo del cura Cuco.