sábado, 12 de octubre de 2013

¿Quién desmanteló la mina de oro de Covas? (Y II)


Con la Guerra Mundial se cerraron las minas que la sociedad francesa tenía en Covas (Ferrol), pero la cosa no quedó ahí, porque la compañía pidió indemnización por los daños ocasionados durante la contienda. El diputado M. Dessin preguntó al ministro de Negocios Extranjeros de Francia qué disposiciones pensaba tomar el gobierno galo para lograr de España que la Sociedad de Minas de Cobre de Ferrol (se llamaba así porque inicialmente trató de explotar dicho mineral, pero la iniciativa fracasó optando entonces los franceses por probar con la mina de oro de Covas) fuera indemnizada de la destrucción durante la guerra de sus minas y fábricas. Se le contestó que había sido emprendida una acción diplomática, tal como refleja Revista Ilustrada de Vías Férreas, con fecha 25-03-1922. No obstante, parece que no estaba claro si el desmantelamiento de las minas guardaba relación con el conflicto mundial o había sido objeto de pillaje. En Madrid Científico, nº 1005, páginas 8 y 9 del año 1919 se informa de que en una sesión de la Junta General de accionistas se dijo que la "la causa de la anomalía se relaciona con una execrable hazaña que se atribuye a los encargados de las instalaciones de la sociedad, que radicaban en el término de Cobas, de quienes se dice que fueron los autores de la destrucción de aquellas con dinamita y que se apoderaron de cuanto allí había de cierto valor material, mercancías, etc". El Consejo de Administración llegó a reclamar del Gobierno español una indemnización de cuatro millones y medio de pesetas. De como los frances se pasaron de la mina de cobre a la de oro da cuenta también Madrid Científico, nº 722 del año 1911. Fracasadas las tentativas de explotar la mina de cobre "luchando con el grave problema de los transportes" hizo pensar en la proximidad de una liquidación, sin embargo el Consejo (de Administración) ha creído que era su deber intentar una última prueba: aceptar el ofrecimiento de los señores Barran de Montrichard de la opción que tienen sobre una mina de oro situado en las proximidades del Ferrol y a poca distancia de las minas de cobre. Las condiciones en que se ha realizado la venta son las siguientes: pago de una suma de 125.000 francos en metálico y concesión de 3.000 partes de fundador de las 15.000 que la sociedad tenía en caja..." En esta segunda y última aportación dejamos expuesta una presunta polémica en torno al aniquilamiento de las instalaciones de las minas de oro de Covas y el episodio empresarial de la sociedad francesa que desiste de la explotación con anterioridad de una mina de cobre para dedicarse a la de oro.