domingo, 10 de noviembre de 2013

María Victoria Fernández Paredes

María Victoria Fernández Paredes
vista por Siro (1976), que empezaba a publicar
sus viñetas humorísticas en Ferrol Diario
María Victoria Fernández Paredes fue enterrada ayer, sábado. Aunque no he visto referencia alguna en medios digitales locales, con independencia de la necrológica en la página reservada a las esquelas, la finada fue concejal en los estertores del viejo régimen por el tercio familiar. La recuerdo en la corporación que presidía el ingeniero naval Joaquín González-Llanos, en la que formaban veteranos como Justo Bedoya, Tanín (Cagiao Jarel), Caamaño González, Camilo Ces y otros más jóvenes como Santos Gilabert, Pedro Sanz y Jaime López, además de Elisa Montañés, que luego, ya en democracia, se alinearía en el grupo municipal de Unidade Galega. Como digo, estábamos en los prolegómenos de la democracia, con la dictadura dando los últimos coletazos y, de hecho, los ediles acusaban ese estado anímico de interinidad, conscientes de que la historia de España escribía el fin de ciclo. Me sitúo en los años 1974 y siguientes hasta la celebración de las primeras elecciones locales democráticas. María Victoria Fernández Paredes -viuda de Carmelo Teijeiro Menéndez, que ejerció su compromiso en los frentes sindical y socialista así como, en los últimos años,  en la lucha contra el emplazamiento de la planta de gas en Mugardos- ostentaba en la etapa a que aludo la delegación de mercados. Era una de la voces críticas denunciando una especie de poder en la sombra que denominaba como el fenómeno "X", que movía los hilos del Ayuntamiento. Decía que "X" eran  "ese o esos personajes grises que, pertenecientes y, o relacionados con la Corporación o maquinaria municipal gobiernan por detrás el Ayuntamiento". También se mostraba  crítica con el sistema que relegaba al tercio familiar "el menos representado en la Comisión Municipal Permanente". María Victoria ya no retornaría a la política, tras el advenimiento de la democracia. Descanse en paz