martes, 12 de noviembre de 2013

José Alonso López y Nobal, el liberal ferrolano de las Cortes de Cádiz que murió perseguido y arruinado


La calle que lleva su nombre en el barrio de
Canido en donde vivía y por el que al fallecer
decían que vagaba su alma en pena
El pasado día 2 se cumplió el 250 aniversario del nacimiento de un ilustre ferrolano, José Alonso López, diputado en las Cortes de Cádiz y autor de un estudio de seis tomos titulado "Consideraciones generales sobre varios puntos históricos, políticos y económicos, a favor de la libertad y fomento de los pueblos y noticias particulares de esta clase, relativos al Ferrol y su comarca". Debido a la represión de la época editó en el extranjero bajo seudónimo y con sus ahorros. El estudio fue retirado en 1823 de las librerías y la mayoría de las ediciones fue vendida a su muerte por la viuda como papel al peso para envolver. Al morir -cuenta Isaac Otero en "Crónicas de la emigración"-  se corrió el rumor de que su alma vagaba por las sombras nocturnas en forma de fantasma por los aledaños de su casa, muy próxima al Crucero de Canido, por donde actualmente discurre una calle que lleva su nombre. Resultó ser un ayudante de plaza ferrolana, un "oscurantista" furibundo que caminaba sobre zancos, con una luz en la cabeza y una campana en la mano, lanzando gritos desesperados. Fue detenido como miembro de la reacción clerical que, de esta manera,  tomaba venganza del espíritu liberal del marino e ingeniero. Se cuenta también que su biblioteca fue saqueada y destruida en parte por por el fanatismo del cura de la villa que se presentó en la casa mortuoria conminando a la hermana política a que se la franquease "quemando en el patio de la casa muchas obras científicas escritas en francés e inglés", añade Isaac Otero. El recordado se decía que tocaba con gusto y perfección seis o siete instrumentos musicales. Llegó a ser segundo alcalde de Ferrol. Toda una figura del liberalismo que padeció en sus carnes la represión por sus convicciones. José Alonso López y Nobal nace en 1763 en Ferrol (A Coruña). En 1787 ingresa en la Armada, primero como piloto y posteriormente como profesor de matemáticas en la Academia de Guardiamarinas de Ferrol. Desarrolla también numerosas actividades como cartógrafo, astrónomo, ingeniero, etc. En 1808 forma parte de la junta de defensa de Ferrol en el levantamiento contra los franceses. En 1810 es elegido diputado por Galicia en las cortes de Cádiz, labor que desarrollará hasta 1814 participando activamente en la elaboración de la Constitución liberal. Al retorno de Fernando VII se exilia a Francia. En 1820 regresa a España y participa en el levantamiento liberal. De nuevo es elegido miembro de las Cortes durante el trienio liberal. Muere en 1824 en Ferrol, perseguido y arruinado, como queda dicho.