martes, 5 de noviembre de 2013

José María Cabado (1940-2013)


A la izquierda, Cabado Martínez ejerciendo el derecho al voto y a la derecha, el primero por la izquierda
en la fila delantera del salón de plenos. (Archivo del autor)
José María Cabado Martínez acaba de dejarnos. Tenía 73 años. Fue un luchador antifranquista, activo sindicalista de CCOO de la antigua Empresa Nacional Bazán, en la que trabajaba como soldador. A raíz de los sucesos del 10 de marzo del 72 en los que perdieron la vida los obreros Amador y Daniel, abatidos por las balas de la policía del viejo régimen, Cabado Martínez tuvo que exiliarse en Francia. A su regreso, fue readmitido en Bazán y este hombre mantuvo su compromiso con las libertades y la democracia, tanto desde el movimiento vecinal como en la órbita política, habiendo sido concejal de la primera corporación democrática, en las filas del Partido Comunista de Galicia (PCG). Por razones de mi oficio he conversado con él muchas veces, como es lógico, y la imagen que me queda es la de un convencido defensor de los derechos y libertades, persona muy dialogante, muy racionalista, identificado por consiguiente con el sello de la ciudad, y políticamente honesto y noble. Llegó a gobernar con bastante acierto la hacienda municipal cuando esta atravesaba por momentos de serias dificultades. De aquella corporación salida de las urnas en plena transición democrática ya han fallecido unos cuantos ediles, entre ellos el primer alcalde Jaime Quintanilla Ulla, hijo del que también fuera alcalde en la República, Jaime Quintanilla Martínez, que murió fusilado en el año 1936. Para el año que viene se cumplirán 35 años de ayuntamientos democráticos y oportunidad tendremos de recordar aquel hito de elecciones locales libres tras un período de cuarenta años de dictadura. Mientras tanto, quede el recuerdo para José María Cabado Martínez que ayer, lunes, era enterrado en el cementerio municipal de Catabois.