jueves, 14 de noviembre de 2013

Bernardo Castelo Álvarez (1950-2006)


A la izquierda, Bernardo Castelo en la mesa directiva durante una asamblea de socios del Club de Prensa de Ferrol, junto con Julia Díaz Sixto, vicepresidentay el que suscribe, entonces presidente, y a la derecha Castelo entrevista en la "Revista Oral" al profesor Juan José Moralejo
(Fotos del archivo del Club de Prensa de Ferrol)
Estos días muevo muchos papeles, actas, recortes de periódicos, documentos audiovisuales y sobre todo fotografías, porque pronto saldrá a la luz  la "Historia gráfica del Club de Prensa de Ferrol 1987-2012", con motivo del 25 aniversario de la entidad. Al manejar este material, ante mi han pasado numerosos compañeros y compañeras, colaboradores, columnistas, críticos literarios, como no podía ser de otra manera. Con independencia de que a lo mejor en otra ocasión lo haga con mayor detenimiento porque, sin duda, el personaje lo requiere, voy a referirme sucintamente a un socio fundador que ya no está entre nosotros. Se murió demasiado pronto, a los 56 años, en agosto de 2006. Se trata de Bernardo Castelo Álvarez, al que pedí en el momento de la puesta en marcha de la publicación que formase parte del Consejo de Redacción de FerrolAnalisis. Por su manera de ser no le resultaba fácil granjearse simpatías. Actuaba bajo criterios y razones selectivas. No solo rehuía de los lugares comunes sino que radiografiaba con exquisita exigencia a sus posibles amigos. Era una persona culta, informada, que esgrimía un discurso de rigor y una ética esmerada. No menos cuidadoso era en su estética personal. Su presencia física era impoluta, combinaba con estudiado gusto su vestimenta, era un tipo alto, erguido en su mirada y pose, en fin, puede afirmarse que respondía a un hombre de acusando acento dandy. Tenía una trayectoria de mucho mérito: estudiaba mientras prestaba servicios en el despacho de una notaría de la ciudad. Con su esfuerzo personal, sacando horas a su tiempo libre y ocio, se licenció y doctoró en Historia del Arte, especializándose en arquitectura y urbanismo. Era profesor titular de la Universidade da Coruña.  Precisamente su tesis doctoral dio lugar a un documentado trabajo que editó la UDC "Ferrol. Morfología urbana y arquitectura civil 1900-1940". En la revista FerrolAnalisis dejó publicados interesantísimos trabajos "Con las huellas de la historia sobre la piel urbana" (FerrolAnalisis nº 1) y "Desde el Santo Hospital de Caridad al Centro Cultural Carlos III" (FerrolAnalisis nº 2). Es autor también de uno de los "Cuadernos FerrolAnalisis" sobre "Pasado y futuro del teatro Jofre". Castelo y un servidor hemos discutido y debatido largo y tendido sobre temas culturales, el propio concepto de la cultura, asuntos sociales, políticos, etc. A mi modo de ver, de ahí mi llamada al fundarse la entidad, era un pilar fundamental en la salida del Club de Prensa y nunca las diferencias empañaron una amistad y reconocimiento mutuos. En sus columnas periodísticas, Bernardo Castelo Álvarez firmaba siempre como vocal de la directiva fundadora del Club de Prensa de Ferrol, una actitud que le honraba. Andando el tiempo, por tener que dedicarse a los estudios y más adelante optar a la docencia en la Universidad, se produjo cierto distanciamiento con las actividades del Club de los periodistas ferrolanos.