martes, 5 de febrero de 2013

Los periodistas ferrolanos: del altruismo a lo lúdico-cultural


Suelto publicado en El Correo Gallego
el 11-05-1912
Estoy preparando una breve historia del Club de Prensa de Ferrol con motivo de haberse cumplido, el año que finalizó, el 25 aniversario de su fundación. En el afán de contextualizar un poco mi testimonio investigué posibles antecedentes. Y lo hice porque en una de esas guías antiguas de la ciudad había visto en un recopilatorio de sociedades el nombre de la Asociación de la Prensa de Ferrol. Allá me sumergí en El Correo Gallego, entonces periódico ferrolano y, por fin, se dio el hallazgo. Justo acaba también de cumplirse un  siglo, en el año 1912, cuando se fundaba y  sus estatutos obtenían la debida autorización. Se hace mención a la "Caja de Ahorros de la Asociación de la Prensa Local" que tiene la altruista misión de "amparar al compañero que los dolores físicos o el peso de la edad lo imposibilitan para el ejercicio de esta ardua y escabrosa profesión del periodismo", rezan los documentos. El primer presidente fue José Lapique y Adrio que era precisamente el director de El Correo Gallego. Tengo recogidas algunas reseñas anecdóticas como que a poco de fundarse el presidente obsequia con un banquete a los socios fundadores "en un comedor especial del Hotel Suizo" y los socios a su vez regalan una pluma de oro a Lapique. Por cierto, el presidente invadido por la melancolía dijo "pocos gozaremos de lo que hemos construido ya que la mayor parte somos viejos, pero ahí queda la obra para que futuras generaciones de periodistas ferrolanos puedan cobijarse a su abrigo". Esta asociación debió de prolongar su existencia hasta los años treinta, porque luego le pierdo la pista, prueba de que acabaría disolviéndose. De todas maneras no pueden aplicarse paralelismos debido a las circunstancias en que nacen una y otra, en este caso el Club de Prensa de Ferrol. La diferencia está en sus fines, la primera pretendía ser una especie de mutualidad para cubrir necesidades de los plumillas de la época y el Club de Prensa nace, tras intensos debates, como ya conté en esta misma sección, con la finalidad lúdico-cultural. En suma, como indicaba al inicio de estas líneas, estoy ocupado en hacer un relato del nacimiento y evolución de la actual entidad periodística, que ya tiene algunos hitos en su historial, tejido durante un cuarto de siglo. Seguro que volveré sobre el tema cuando ya todo esté a punto de salir de la imprenta, que no debe de tardar o al menos eso me propongo.