viernes, 8 de febrero de 2013

Acuerdos estériles


Una de las históricas manifestaciones por el empleo
Leo hoy en los periódicos que la Xunta tomó el acuerdo unánime de apoyar el dique flotante para Ferrol. Obviamente, es mejor que haya apoyos que lo contrario, pero estamos acostumbrados los ferrolanos a que ni siquiera con respaldos unánimes se logren objetivos y se consiga ahuyentar de esta comarca el mal fario que parece perseguirla desde los años setenta del siglo pasado, que ya es decir. Las grandes contradicciones y la frivolidad de las formaciones políticas marcan este largo período de depresión socioeconómica en el que se haya sumida la comarca ferrolana. Por un lado resulta paradójico que tanto el Concello como la Xunta, en cuanto que gobernados por el Partido Popular no destituyan a las cúpulas de Navantia o de la SEPI, o ambas, que están puestas a dedo por el Gobierno central que, mientras no se demuestre lo contrario responde al mismo color político. Si existe desidia, negligencia o inoperancia por parte de los ejecutivos de dichos entes ¿a qué esperan para promover el recambio? Ese debe de ser el primer "acuerdo unánime" del PP. Lo de la frivolidad viene a colación por lo que ya he escrito en ocasiones anteriores, y no me cansaré de reiterar, acerca del doble lenguaje que utilizan a menudo los partidos PP/PSOE cuando en campañas electorales hacen bandera de las necesidades de Ferrolterra  y una vez que alcanzan el poder si te he visto no me acuerdo. Al respecto traigo la anécdota. Un significado dirigente del socialismo gallego, creo recordar que era Miguel Cortizo, hace ya bastantes años, a raíz de perder el gobierno de la Xunta, que presidía Fernando González Laxe, giró una visita a Ferrol para poner a caldo a los "populares" y decir que la comarca estaba totalmente olvidada. Esas acusaciones las hacía a los pocos días de dejar ellos, los socialistas, las riendas de la Administración autonómica, que nada había hecho tampoco por modificar la situación de esta zona. Pero lo mismo se puede decir del PP porque este ejercicio de cinismo fue moneda común del bipartidismo. Acabo como empecé. Están bien los apoyos unánimes, pero si Navantia y la SEPI no responden, la primera decisión será remodelar las cúpulas y acto seguido ejecutar. No perdamos más tiempo en debates y acuerdos que a priori se sabe que serán estériles y únicamente sirven para dar titulares a la prensa.