sábado, 28 de febrero de 2015

José L. Prado Nogueira: ¿tal vez el abandono de la literatura le ha pasado la factura del olvido? (y II)


Será que el abandono de la literatura en un momento determinado le pasó la triste factura del olvido al poeta y marino ferrolano José Luís Prado Nogueira? El 25 aniversario de su fallecimiento me sirvió de disculpa para sumergirme un poco en las informaciones y valoraciones que la prensa de los 50 y 60 hacía de sus obras. Leo en una entrevista publicada en ABC, ocho años antes de fallecer, como todo un premio nacional de literatura desiste ante el periodista de volver a la creación, considerándolo como un ciclo cerrado de su vida. "La poesía es un destello y a mi se me apagó", manifestaba. Es como si de repente le entraran todos los pudores cuando dice "creo que el poeta tiene que ser un profesional y yo soy un diletante". Y añade "Ahora veo todo aquel revuelo que se organizó en torno a mi vida como unos chispazos, que saltaron en un momento determinado y nada más".
            José Luís Prado Nogueira confiesa que se metió en esto de la poesía por mimetismo. "En realidad mi hermano Carlos me empujó y yo que le tenía una gran admiración, quería alcanzar su altura intelectual...en realidad hacía todo esto para que mi hermano no me despreciara por analfabeto". Admite las influencias de García Nieto y se identifica con la poesía religiosa. En su diálogo con el periodista, cuya firma no aparece en la página que le dedica el ABC, va desgranando reflexiones sobre alguna de sus obras y en un momento determinado, el entrevistador le señala "Desde la primera respuesta no hace más que restar importancia a su obra, sin embargo en poco más de diez años cargó sus alforjas con un puñado de premios importantes" a lo que Prado Nogueira responde "no soy modesto sino realista. Todo aquello pasó".
A su muerte, en un obituario, Florencio Ruiz Martínez subraya :"Liberado de los grilletes de las antologías, pero inscrito en el catálogo de este mundo en el que vivió nada menos que 71 años como testigo de excepción, José Luís Prado Nogueira ha pasado a mejor vida. Y una obra entera y total que no por poco voluminosa era menos importante, le ha justificado como uno de los grandes líricos de una generación -con Hierro, Otero, García Nieto, Morales- que con su muerte han perdido el alma".
            José Luís habla de su hermano Carlos que le indujo a la lectura de la poesía y que también tenía un especial talento para el citado género literario, aunque, como queda probado, José Luís fue el que triunfó.