jueves, 1 de mayo de 2014

La X edición del Premio José Couso, caja de resonancia de la situación que viven los periodistas

Las fotografías son del autor del blog
El premio José Couso, que organizan el Club de Prensa de Ferrol y el Colexio de Xornalistas de Galicia, con el mecenazgo de la obra social de La Caixa, alcanza la décima edición consolidando su personalidad internacional y una magnífica respuesta del público que llena edición tras edición el aforo del histórico teatro Jofre ferrolano. No falta el apoyo de las autoridades e instituciones no solo locales sino también de Galicia. Destacaba ayer la presencia del alcalde de Ferrol y titular de la Fegamp, Rey Varela, Presidente del TSXG, Miguel A. Cadenas, Valedor do Pobo, José Julio Fernández Rodríguez, y Secretaria Xeral de Medios de la Xunta de Galicia, Mar Sánchez. La concurrencia tiene a su vez la oportunidad de deleitarse con el arte musical y la profesionalidad de la Real Filharmonía de Galicia, magistralmente dirigida por Maximino Zumalave, que siempre incluye una obra de autor gallego y brinda la oportunidad a un solista, en este caso una virtuosa y jovencísima violinista, Sara Areal, que repitió cuatro salidas al escenario para corresponder a los aplausos del respetable. La ceremonia de ayer, que incluye tradicionalmente, recepción en el Ayuntamiento, encuentro con los periodistas locales, ofrenda floral y solemne entrega de premios, contó con la presencia de dos de los periodistas premiados, Javier Espinosa y Ricardo García Vilanova, mientras que el tercero, Marc Marginedas ante la imposibilidad de acudir a la cita, envió un vídeo en el que agradeció el galardón y recordó la labor de los profesionales que dan voz a los que no la tienen. Los tres, como es sabido, estuvieron más de seis meses secuestrados en Siria. En la misma línea intervinieron García Vilanova y Javier Espinosa que subrayaron la indiferencia con que se vive en el exterior el conflicto sirio y lo mal remunerados que están los periodistas. Este también fue el hilo conductor de Patricia Hermida, quien, en versión local,  manifestó, en el curso de la ofrenda floral, que la situación de los profesionales de la información en Ferrol era una metáfora de la crónica del periodismo en España. Hermida se quejó, asimismo, de que este año se llevara la rueda de prensa en la que se anuncia el premio, a la sede de La Caixa en A Coruña. Por su parte Mónica Ares fue la encargada de conducir el acto de entrega de premios dando lectura a un texto que elaboró la periodista y escritora Rosa Aneiros en nombre de la organización. Esta última destacó el papel de los periodistas en las zonas de conflicto. El alcalde, Rey Varela, apoyó decididamente la causa de José Couso, todavía sin resolver. En definitiva, el décimo Premio José Couso, al que, como siempre acuden familiares del camarógrafo asesinado en Irak, fue una caja de resonancia de los valores de la ética y la honestidad de quienes desarrollan su trabajo en los escenarios de guerra y de las pésimas condiciones laborales y salariales en que se ve envuelta esta profesión.