domingo, 23 de marzo de 2014

Pintaban los aviones de los aliados para identificarlos fácilmente y defender a los barcos del bando nazi

Uno de los aviones pintados en las paredes de la batería
de "Monte Cobas"
YouTube es un saco sin fondo, o una caja de sorpresas, depende, en el que te puedes encontrar historias y curiosidades de lo más diversas e interesantes. Este día andaba en busca de referencias del hoy abandonado observatorio de Monte Ventoso, del que se quiere deshacer Defensa y del que me ocuparé en otro momento, y por el "camino" me encontré con un "reportaje" de un videoaficionado que me llamó la atención, sobre todo me picó la curiosidad, como se suele decir. Este ávido indagador nos muestra unas derruidas instalaciones de una batería antiaérea situada en Covas, a algo más de ocho kilómetros de Ferrol, en cuyas paredes hay plasmados 21 aviones militares, que fueron pintados por las tropas a principio de los años cuarenta. Su finalidad, según leemos, era poder identificar a los aviones de las tropas aliadas para defender a los barcos y submarinos de la Alemania nazi de Hitler que venían a repostar a la zona de la ría de Ferrol durante la segunda Guerra Mundial. "También servían -transcribo- para poder discernir cuáles eran los aliados y cuáles pertenecían al ejército nazi, ya que ambos tipos de aviones se encontraban volando por la zona. La datación de la batería es de 1942. Las pinturas seguramente sean también de esa fecha o inmediatamente posterior. Lastimosamente -dice este ciudadano- la batería se encuentra en situación de abandono en la que abundan los murciélagos, las ratas, la humedad y los restos de animales muertos que ha ido dejando la gente". El "reportero" da cuenta de los nombres de los veintiún aparatos y los remite para mayor información a la enciclopedia on line por si el ávido lector quiere abundar en la documentación. Claro, hay que situarse en la época, pero no me dirán que no resulta pintoresco, nunca mejor dicho,  dibujar los aviones en las paredes para evitar errores en la defensa antiaérea. Uno piensa que mientras el soldado, oficial o quien fuere, inspeccionaba el aparato en vuelo y luego contrastaba lo que veía con la silueta y características de lo que estaba pintado podría llegarle un "recado" del visitante, de no ser del bando nazi "amigo". Otra cosa es que los miembros de la dotación de la batería los memorizasen en la retina y la identificación fuese automática una vez avistados. Es probable que esté frivolizando con el "hallazgo" y que a lo mejor el fenómeno tiene explicaciones más razonables que la caricatura que yo  acabo de hacer. En cualquier caso, dejo la dirección del YouTube para que los interesados puedan acceder a este apunte que un ciudadano/a ha querido compartir. Por otro lado, las autoridades, los políticos de turno, deberían de realizar un esfuerzo por conservar o reciclar, es decir, darles algún tipo de utilidad a estos  establecimientos sometidos a la devastación del paso del tiempo, aunque no he de dejar de reconocer que en Ferrol y su área de influencia, por su perfil de plaza militar, hay tantas instalaciones en desuso que cualquiera se percatará de que no existe la capacidad necesaria para adquirirlas y/o invertir en su rehabilitación. Habrá de aplicarse, necesariamente, criterio selectivo.


https://www.youtube.com/user/bluesmanalone