miércoles, 29 de enero de 2014

En el 15 aniversario del óbito de Torrente Ballester

Recortes de prensa de la época
Hace quince años el escritor y académico Gonzalo Torrente Ballester era enterrado en el cementerio de Serantes. El autor de los Gozos y las Sombras quiso descansar para siempre en su lugar de nacimiento. Contaba entonces 88 años y medio, edad a la que llegaba muy debilitado tras sufrir varios episodios cardíacos. El sepelio se convirtió en todo un acontecimiento de calado político, literario, cultural e intelectual. Era entonces ministro de Cultura Mariano Rajoy, que acudió a dar el pésame a la familia. Por otro lado, las principales autoridades de la Xunta, encabezadas por Manuel Fraga, conselleiro de Cultura, Pérez Varela, presidente del Consello da Cultura Galega, Carlos Casares, gran amigo y contertulio de Torrente, el titular de la Real Academia Española, García de la Concha y el Nobel José Saramago se reunieron en un almuerzo que se convirtió en una tertulia-homenaje. Ya en el cementerio de Serantes, después de haber estado instalada la capilla ardiente en el salón de sesiones del Ayuntamiento, Carlos Núñez interpretó "Negra sombra", a petición de la viuda Fernanda Sánchez-Guisande, siendo la primera vez que el famoso gaiteiro tocaba esta obra. A la necrópolis de Serantes acudió un gran número de personalidades civiles, militares, académicas y del mundo de la política. En los diarios fue tratado el óbito con grandes espacios y titulares. "Muere Torrente Ballester, gran fabulador de misterios" (El País), Manuel Rivas en este mismo periódico escribía una columna que titulaba "Ha muerto una nación". "El señor de la pajarita", por Juan Luis Cebrián, "El escritor dramático" por Eduardo Haro Teglen, "Memoria de la inteligencia", por Juan Cruz, "Un amante de lo estrafalario", por Carlos Casares, "Un maestro del periodismo, por César Antonio Molina...En los medios locales: "Detrás de la literatura, el hombre" de José A. Ponte Far, Literatura y Periodismo, de Germán Castro, "El recuerdo de Torrente", de J.M. López Ramón. Más allá, en páginas de diarios gallegos "Réquiem polo vello amigo", de Francisco Fernández del Riego, "Un escritor inmenso", de Suso de Toro, "Cando as meigas bicaban a Torrente" de Xosé Carlos Caneiro, "Adeus" de Carlos Casares, toda una polifonía literaria que llevaba como denominador común la exaltación de Gonzalo Torrente Ballester, al que los periodistas ferrolanos habíamos recuperado en el año 1977 nombrándole "Ferrolano del año". Sirvan estas líneas de recordatorio del fallecimiento y del eco que en su momento tuvo el deceso.