martes, 7 de enero de 2014

Ferrolanos que brillan


A las 12.30, en el histórico teatro Jofre, la primera institución local escenificará con toda la solemnidad que requiere el caso, la entrega de unas distinciones que anualmente  otorga con motivo de la festividad de San Julián (San Xiao) patrón de Ferrol. Para el ciudadano recibir un galardón de su Ayuntamiento tiene que ser realmente honroso y emotivo y aunque la ceremonia se renueva cada 365 días no por ello se ha de sucumbir a la rutina porque si bien el ritual es el mismo, las personas y entidades agasajadas son otras. Ferrol ha dado tantas personalidades a lo largo de la historia que no tiene calles, plazas ni avenidas suficientes para etiquetarlas con sus nombres. Hoy sumará a la relación algunas más que, de una manera u otra, siempre voluntariosa e incondicionalmente, han peleado por los intereses culturales, académicos, sociales, artísticos, patrimoniales, etc de su ciudad. Todos ellos -"Ferrolán do ano" e insignias de oro- tienen en común el reconocimiento de una corporación democrática a un compromiso, en varios casos personal, que no es moneda de cambio, ni seguro que en su mayoría busca la pompa y la alharaca, pero si la decisión de ponerlos en la orla de la primera institución ciudadana está presidida por la honestidad de miras, por encima de credos de todo tipo, ha de ser bienvenida y, sin duda, anima y reconforta. Estaremos, pues, hoy en el Jofre para aplaudir a la Universidade da Coruña, "Ferrolán do ano" y la imposición de las insignias de oro a los promotores de la hermandad Mondoñedo-Ferrol, Couce Fraguela, en su día concejal de Cultura, y el periodista de La Voz de Galicia, Ramón Loureiro, la agrupación artística Bohemios y a título póstumo al socorrista Juan María Abeledo Romeo. He dejado para la mención final a un militante de la cultura por excelencia, a un activista, en el sentido más estricto, de la cultura y del intelecto, a un hombre al que me he referido en otras ocasiones y que lo hago en capítulo aparte porque tengo el privilegio de gozar de su estrecha amistad y afecto y de haber trabajado con él codo con codo en las actividades del Club de Prensa de Ferrol a lo largo del último cuarto de siglo. Precisamente, cuando la entidad tiene en preparación los actos del 25 aniversario, esta insignia de oro de la ciudad que hoy se le impone a Luís Mera Naveiras viene a ser una hermosa coincidencia. Sin olvidar, por otro lado, que Mera Naveiras ha tenido que ver con la fundación del Ateneo, ha estado implicado en otras sociedades e iniciativas e incluso ha sido asesor cultural del Ayuntamiento de Ferrol en la etapa en la que Nona Inés Vilariño fue concejal de Cultura y Couce Pereiro, alcalde. Razones, sobran, lo mismo que sucede con los demás homenajeados. Mis felicitaciones.