viernes, 17 de enero de 2014

El Racing, "a todo filispín"

Vicentón, a la izquierda, al que recuerdo en esta acotación,
acompañado de Luis Porta de la Encina, centro, y Paco
Cobas, también periodistas deportivos, los tres fallecidos
.
(Foto de mi archivo)
Hoy le dedico al Racing de Ferrol mi "Punto y seguido" parafraseando el título de la sección que firmaba hace tres décadas el añorado Vicentón en el,  también para mi, entrañable Ferrol Diario. ¡Ay mi Racing que ya marca! como tantas veces escribió el popular periodista deportivo. No solo que ya marca sino que se ha subido al segundo lugar de la clasificación, pisándole los talones al líder del que sólo le separa un punto. Ayer era capaz de darle la vuelta al resultado del partido que había quedado suspendido en el Carlos Tartiere, siendo que el Oviedo está también entre los cuatro primeros lo que da valor añadido a la victoria. Y la próxima jornada, derbi gallego, ya que se las verá en A Malata con el Ourense, situado en la parta alta de la tabla y con aspiraciones. Seguro que el club ferrolano también resolverá el compromiso favorablemente, ahora con una afición entregada. El conjunto ferrolano va "a todo filispín" (a toda velocidad) cara a la Segunda A que es su histórica categoría. Yo lo escribí en twitter el año pasado cuando vi que la Tercera era para los locales un simple paseo triunfal. Alguien me dijo que me relajara. Pues ahí están. Es verdad que falta mucha competición por disputar, pero la trayectoria que lleva es prueba evidente de que hay todo un equipazo, de gente seria, humilde, ilusionada y trabajadora, con moral de victoria -que diría otro periodista de antaño, Francisco Valle Romero- que es capaz de someter a los más directos y difíciles rivales. Uno hizo durante muchos años crónica deportiva, vivió ascensos y descensos -el fútbol es así, sobre todo en clubes modestos como el nuestro- algo sabe, por consiguiente, sobre las alegrías y las tristezas, el sufrimiento y apoyo de los incondicionales, de los que nunca fallan. Por eso hoy, con un Racing de vicelíder el que suscribe no puede menos que compartir una euforia contenida, pero euforia al fin y al cabo, con esos seguidores fieles, porque o mucho tienen que torcerse las cosas o Ferrol tiene cada vez más cerca la opción de tener a su equipo en la categoría de plata.