jueves, 2 de mayo de 2013

Treinta y cinco años atrás, el Racing asciende a la Segunda División

Un recorte de la portada del Ferrol Diario de fecha 2 de mayo de 1978
Ahora que el Racing está en inmejorables condiciones para ascender de categoría, abandonando el pozo de la Tercera División, no estará de menos recordar que hace justo treinta y cinco años por estas fechas, el histórico club ascendía a la Segunda División "A". El periódico local Ferrol Diario lo celebraba en su portada titulando "Alirón anticipado. El Racing recobró su categoría". Y lo hacía dos jornadas antes del final de "la difícil, larga, angustiosa Liga de este año", subrayaba el rotativo ferrolano en su prima página. En este ocasión el Racing había vencido en Avilés al Ensidesa, respecto a cuyo desenlace, el cronista señalaba  "la fortuna sonríe a quienes saben atraérsela por errores ajenos". Ferrol Diario felicitaba con tal motivo a una excelente y joven plantilla "pasando por ese entrenador tenaz, inteligente y nada pretencioso que es Rodriguez Vaz", así como a la directiva "bajo la brillante presidencia de Rico Dopico, que inscribe su nombre junto a los de los grandes presidentes racinguistas". No faltó en el capítulo de euforia y gratitudes una mención especial para la afición "por desgracia minoritaria, pero cualitativamente soberbia, que continuará siendo la auténtica afición, el núcleo en medio de la presumible avalancha de advenedizos, ahora que llegan las vacas gordos, al menos deportivas", afilada crítica hacia quienes sólo se acuerdan del equipo cuando las cosas van bien y lo abandonan a su suerte cuando van mal. De hecho, poco duró la alegría, una temporada exactamente, ya que en la siguiente acabó la campaña de último y de nuevo perdió la categoría en medio de una crisis y duras críticas a la gestión del presidente que en la liga anterior, como acabamos de ver, mereció todos los laureles. El mundo de fútbol es así de cambiante y susceptible de fomentar heroes y villanos en tiempo récord. Pero quedémonos con la alegría de aquel ascenso que no mereció un recibimiento multitudinario a los jugadores, pero sí un homenaje que se le tributó al cuadro verde, técnicos y directiva, al domingo siguiente, 8 de mayo, en el viejo Inferniño, enfrentándose en esa ocasión a la Cultural Leonesa