lunes, 20 de mayo de 2013

Los accidentes marítimos en la ría de Ferrol





El Aegean Star bajo el control de los remolcadores
en el año 1996 (Foto José Mouriz: Ferrol 10 anos
de imaxes (1988-1998, Cadernos FerrolAnalisis)
Ayer embarrancó el carguero Anna en la ría ferrolana, muy cerca del castillo de San Felipe. Por un problema en el servomotor que controla el timón, el buque se atravesó en la bocana de la ría al colisionar la proa con unas rocas. Afortunadamente no hubo que lamentar daños mayores y a las tres horas del percance era reflotado para ser remolcado al puerto interior. Procedía de Dinamarca para cargar aerogeneradores. Para la historia, si mis datos no me fallan, quedan varios siniestros en la ría ferrolana que citaré a continuación. En enero de 1998, se cumplió un cuarto de siglo, sucedía la tragedia del Discoverer Enterprise que en una noche de temporal soltó amarras en la antigua factoría naval de Astano para emprender una deriva hacia el puente de As Pías, que partió en dos, dejando prácticamente incomunicada la ciudad de Ferrol. Fue necesario mientras duraron las obras hacer el antiguo recorrido por la carretera de Castilla, Neda y Fene. Dos años antes encallaba en la zona de A Graña el Aegean Star, que transportaba carbón con destino a la central térmica de Endesa. Si nos vamos mucho más atrás, en el año 1947, el 2 de diciembre se producía el naufragio del Castillo de Coca. El accidente ocurrió en la Punta del Segaño, en la misma entrada de la ría. Navegaba entre una tempestad de agua y viento, mar arbolada, elementos que lanzaron al buque contra las rocas, dejándolo materialmente en tierra, pero en este caso con 20 hombres muertos, salvándose un solo tripulante que fue rescatado al día siguiente. Este buque pertenecía a la Empresa Nacional Elcano de la Marina Mercante. Y si nos remontamos al siglo XIX tenemos  el accidente del acorazado Hower, de la escuadra inglesa,que cuando se dirigía al puerto ferrolano había tocado en una de las rocas próximas también al castillo de San Felipe, como en el caso del carguero de ayer. De este suceso me ocupaba con detalle en esta misma sección el 29 de septiembre de 2012.