jueves, 9 de abril de 2015

Una lanza por el Ateneo


Recibo una carta del Ateneo que convoca una asamblea ordinaria para el día 20 en la que se va a pedir autorización a los soci@s para vender patrimonio y avalar el importe del almacenamiento que se adeuda a una empresa de mudanzas en donde se depositó toda la documentación: biblioteca, hemeroteca, etc, en el plazo que duraron las obras de rehabilitación de la sede de Magdalena y hasta hoy, a pesar de que el inmueble lleva tiempo operativo. No acierto a entender el desencuentro que arrastran la entidad y el área de Cultura del Concello de Ferrol.
            Creo que debe respetarse a los ateneos como células dinamizadoras de la cultura, como masa social y como legado histórico de raíces decimonónicas en el caso del ferrolano. No hay respeto por la historia, no hay respeto por el acervo cultural cuando todo se mira por el cristal ideológico estableciendo las barreras infranqueables del estás conmigo o estás contra mi. Habrá que recordar que el área de Cultura del Ayuntamiento ha sido muy beligerante con el Ateneo al reparcelar "por decreto" su renovada sede de la calle Magdalena para dar cabida a otras entidades, de cuyas necesidades de espacio no dudo, tema que resultó muy controvertido en su día, no hace tanto. Pero, además, se da la circunstancia de que nadie puede consultar, nadie puede hacer uso de los recursos de que dispone la sociedad porque están "secuestrados" y el Concello se niega a echar una mano ante la impotencia del Ateneo de pagar lo que debe y poder liberar dicho patrimonio.
            ¿Y esto se va a solucionar vendiendo cuadros y otros objetos de valor de titularidad de la propia sociedad cultural? Increíble. Casi diría que resulta escandaloso. Es verdad que tampoco observo sensibilidad alguna por parte de la empresa que custodia el material que también podría encontrar una fórmula de pago aplazado, cómodas cuotas, o lo que sea, y de esa manera envolver en cierto brillo de mecenazgo al propio negocio de mudanzas, pero a lo mejor es mucho pedir.

            Emplazo serenamente al alcalde a que deshaga este entuerto, a que deje en buen lugar el papel de la primera institución local y no permita que esta situación se enquiste más y alcance notoriedad en detrimento o desprestigio del nombre de Ferrol. Apelo a mi condición de socio fundador del Ateneo, de periodista y ciudadano que también ha ejercido modestamente su compromiso con la cultura de esta ciudad en las últimas décadas, para demandar una solución amistosa que permita a la entidad cultural liberar su valioso fondo documental sin necesidad de ponerlo parcialmente en venta, quedando así a disposición de estudiosos e investigadores, como ha sido siempre. Estoy convencido de que existen vías de entendimiento. Solo tiene que haber voluntad política.
http://deferrolparaelmundo.blogspot.com.es/search?q=ateneo