lunes, 26 de enero de 2015

Gonzalo Torrente, de "cicerone"

Fotograma del Noticiero NO-DO, fechado el 30-08-1948
El documento que ilustra este texto es un fotograma sacado de un vídeo del NO-DO, datado en el año 1948. Traigo el asunto a colación muy a propósito del aniversario de su fallecimiento y de las actividades que se organizan: exposición de Quintana Martelo y un libro "Las ciudades de Torrente" que se presentará el jueves con abundantes fotografías del autor ferrolano de Los Gozos y las Sombras. Cuento la historia. Hurgaba yo días atrás en el noticiero franquista y me encontré un vídeo que estaba sin audio en el que aparecía Franco en escenarios ferrolanos. Al carecer de voz me detuve paso a paso para ver de contextualizar la visita del dictador y de repente veo pasar ante mi una cara que se me hacía muy conocida. Volví atrás y, en efecto, era Gonzalo Torrente Ballester. Me despertó cierta curiosidad al verlo en la comitiva al lado del "Caudillo" e inmediatamente consulté con el estudioso de la obra de Torrente, también profesor y escritor, el amigo José A. Ponte Far, quien me dijo que deducía que al ser el punto de parada el monumento a los héroes de África, entre el Jofre y Correos, la presencia de GTB estaría justificada ya que el promotor del monumento era el Casino Ferrolano, del que Torrente Ballester había sido secretario.

El papel de "guía"

En esas fechas, año 48, el literato ya vivía en Madrid, pero venía con frecuencia a su ciudad, sobre todo en vacaciones, como era este caso ya que hablamos del mes de agosto, de modo que seguramente que le habían encomendado el papel de "cicerone" por si Franco hacía algún tipo de pregunta o solicitaba información sobre el mencionado monumento. Vemos a un Gonzalo Torrente joven y apuesto, muy pendiente, lógicamente, de los movimientos del "Generalísimo". La intención al publicar este documento gráfico obedece simplemente a lo inédito del mismo, al menos para mi, y al rigor histórico que merece su tratamiento. Es sabido, por otro lado, que GTB estuvo muy vinculado inicialmente a la Falange, lo que también podría justificar su presencia en ese acto, aunque no parece que fuera esa la razón, como acabo de señalar recogiendo el testimonio de Ponte Far.

Represaliado

Al respecto de esta etapa de su vida, recuerdo una entrevista de Sánchez Dragó en aquel programa que tenía de "negro sobre blanco", que le preguntaba por qué se había alineado con la Falange y Torrente, con esa espontaneidad, que desarmaba muchas veces al entrevistador, le respondió "para salvarme, por eso estoy hoy aquí, con usted". Es sabido que transcurrido el tiempo, el profesor y académico ferrolano evolucionaría en su pensamiento político, llegó a ser censurada alguna de sus obras y represaliado por firmar en el año 1962 el manifiesto de los mineros de Asturias.