jueves, 19 de junio de 2014

Hace 40 años, la piqueta iniciaba las obras de demolición parcial del barrio de Esteiro

En las fotos de arriba, el inicio de la demolición y la franja de terreno liberada. En las de abajo, los albergues
que alojaron a familias en espera de piso en el nuevo polígono de Caranza y ,finalmente, un aspecto
de la avenida del nuevo Esteiro.
(Fotos del archivo gráfico de Ferrol Diario)
Se cumplen cuarenta años del inicio del derribo parcial del barrio de Esteiro. Cuenta la crónica de Ferrol Diario que el Ministerio de Vivienda invertiría mil millones de pesetas en la urbanización y que construiría 3.000 viviendas y añade que con motivo de los primeros trabajos de la piqueta fueron numerosas las personas que no han querido perderse el momento histórico. Comenzaba el derribo del barrio obrero, primer asentamiento urbano datado en el siglo XVIII, levantado antes del barrio de la Magdalena. En plan pinceladas históricas habrá que señalar que de 1740 a 1751 se erige toda un área de expansión urbana con el fin de albergar a la población trabajadora, atraída por los astilleros. Pablo Rey Martínez "Caderno 17 FerrolAnalisis dice que "es el primer proceso especulativo que se da en Ferrol ya que resulta lucrativo para los constructores y su escasa calidad es causa de su degradación y derribo". El barrio fue concebido con un trazado geométrico sin alcanzar la regularidad de la Magdalena, que vendría después, interponiéndose entre Ferrol Vello y Esteiro. Del original barrio solo quedan algunas casas de poca altura, en mal estado de conservación en torno a la calle San Carlos (Carlos III), "mientras que la tipología dominante en la actualidad es la de edificios de viviendas en altura", precisa Pablo Rey. En un documental editado por el Club de Prensa de Ferrol con el "Caderno" antes citado, el escritor y dibujante-caricaturista Siro López, nacido en Esteiro, calle Fernando VI, recordaba que los niños estaban todo el día en la calle y en el campo de Batallones, que no tenía nada que ver con la masa de hormigón que es hoy. "Entonces era un vergel al que iban las mujeres a poner la ropa a clareo y los niños a jugar". Dice también Siro en ese reportaje (que muestra el antes y el después de Esteiro) que los adultos se reunían en los "muchos bares" que había en el barrio "El chollo", "Entra y verás", "La somozana" etc, a jugar al dominó y a las cartas. Los mayores acudían también a presenciar aquellos históricos encuentros en los que el Esteiro rivalizaba con el Ánimas, Ferrándiez, Canido, Portuarios, Libunca..."enfrentamientos que proporcionalmente llevaban más gente al campo que lleva hoy el Racing". Evoca, asimismo, las romerías "Cuando llegaban las fiestas señaladas muchas familias de Esteiro marchábamos a pasar el día a O Seixo, O Cadaval, Entrerríos... con una empanada, carne asada y garrafas de vino. Cantábamos a lo largo de todo el día canciones como esta que empieza así "allá en el río de la sardina una columna yo vi acampar, los socios eran del Club del Croio que al soto iban a merendar..." Tras la demolición parcial del viejo barrio surgió una nueva urbanización con la avenida de Esteiro como eje principal para permitir la expansión de la ciudad y dar continuidad a su trazado. Actualmente, el tejido urbano está llegando a unir Esteiro con Caranza. Desde el punto de vista social, la demolición originó en los años setenta un trasvase de familias al nuevo polígono de Caranza, hoy el más populoso de la ciudad, llegando a construirse una serie de albergues para aquellas familias que tuvieron que esperar a que terminasen las obras.