miércoles, 17 de julio de 2013

Fallece el abogado Muruzábal Arlegui, que protagonizó una protesta laboral (1975) subiendo a la chimenea más alta de Europa (Endesa)


 

El letrado José Luis Muruzábal Arlegui, a la derecha, con el
presidente de la Diputación coruñesa, Diego Calvo
Ayer circuló la luctuosa noticia. José Luis Muruzábal Arlegui falleció de cáncer.  Muruzábal era un abogado laboralista, con despacho en la vecina ciudad coruñesa. Estando yo en La Voz de Galicia tuve oportunidad de encontrarme con él y rápidamente entró en nuestra conversación la histórica anécdota. Allá por los años setenta, José Luis Muruzabal era un sindicalista llegado de Navarra, de donde era natural, que logró integrarse en tiempo récord en la idiosincrasia gallega hasta tal punto que militó en organizaciones sindicalistas de sello nacionalista: CSUT y CXTG. Trabajaba por aquel entonces en una compañía de auxiliar de Endesa que entró en conflicto laboral. José Luis Muruzabal y Miguel Ángel Domínguez Bolaños decidieron como acción reivindicativa subirse a la chimenea más alta de Europa, al menos lo era en aquella época, con una altura de 356 metros, 38 por la base y 18 por la cima. Desde lo alto hacían señales a los periodistas que acudían a cubrir la información. El encierro, una iniciativa concebida para llamar la atención ciudadana y de las autoridades laborales, duró 36 horas. A su "regreso a tierra" fueron detenidos y objeto de una multa gubernativa de 100.000 pesetas de la época y como se declararan insolventes fueron a prisión por espacio de un mes, creo recordar. Muruzábal y Bolaños quedarían marcados por aquella acción espectacular, que revisamos en ese encuentro al que antes aludía. Tras su experiencia laboral, José Luis Muruzabal se hizo abogado. Era también presidente de la Asociación Pro Enfermos Mentales. Falleció a los 66 años de edad. Descanse en paz el viejo amigo.