domingo, 6 de marzo de 2016

Se cumple un año del fallecimiento de Luis Mera

Luis Mera, en el centro, con los organizadores de su homenaje (31-05-2013). Falta Manuel Patinha

Luis Mera Naveiras
Se cumple un año (08-03-2015) del fallecimiento del amigo Luis Mera Naveiras. Cuesta llevar su ausencia, sobre todo si se tiene en cuenta que nuestra amistad fue larga y duradera, con un objetivo alrededor del cual se tejieron horas de encuentros, de conversaciones, de puesta en común de ideas e iniciativas que favorecieran la marcha del Club de Prensa de Ferrol. Al poco de ponerse en marcha la entidad periodística, allá por el año 1989, lo llamé invitándolo a que se incorporase al consejo de redacción fundador del FerrolAnalisis. El era el crítico musical de La Voz de Galicia, periódico en el que yo prestaba servicios por aquella época. A partir de ahí, Mera fue un colaborador noble y leal, que jamás regateó esfuerzos y que desde su proverbial papel de hombre de retaguardia, respaldaba, alentaba, daba seguridad y marchamo de éxito al trabajo que, codo con codo, desarrollábamos. A partir de 1999 cuando el que suscribe abandona las responsabilidades como presidente del CPF, el amigo Mera pasa a formar parte de la Junta Directiva como secretario y se convierte en el alma máter, el garante de las actividades del mencionado Club.
En adelante, Luis me llamaba casi todos los días, me consultaba, me pedía consejo, contrastaba conmigo sus pareceres y decisiones...y así hasta el final. Un año después de su óbito, tengo la sensación de que continúo hablando con él, de que seguimos con el cruce de correos, informes, cartas, trabajos que llegaban para FerrolAnalis, e-mails que siguen ahí, sin destruir en el disco duro de mi ordenador. Sin duda, la figura de Luis Mera permanecerá imperecedera en mi particular memoria pero también en la memoria colectiva porque no solo en el Club de Prensa dejó su impronta en las últimas décadas sino también institucionalmente -fue asesor cultural municipal y miembro de la comisión de música del Consello da Cultura Galega- y participó activamente en la fundación de entidades privadas, tales como Ateneo y Liceo Rubia Barcia, entre otras iniciativas en las que destaca como investigador musical y recuperador de la faceta de compositor del concertista de piano, niño prodigio ferrolano, aunque circunstancialmente nacido en Betanzos, Pepito Arriola.
¡Luis Mera, siempre presente!